Corrupción en la ciencia

He querido ser científico toda mi vida. He trabajado duro para conseguirlo. Ahora soy científico, biólogo para ser exactos, y en mis primeras prácticas me encuentro un mundo insospechado: escondido tras la euforia de los descubrimientos, el orgullo de aumentar el conocimiento del mundo y la satisfacción de ser reconocido, existen traiciones, puñaladas, una presión insospechada y politiqueo. Es decir, la misma mierda que hay en la política y otros ámbitos tóxicos.

Quizá he sido muy infantil, quizá no he querido ver el mundo con la perspectiva que tiene realmente, pero me imaginaba el mundo científico aislado de todo esto. Claro que hay que trabajar mucho para hacer buena ciencia, para ser reconocido, y que la presión es muy grande. Eso es algo obvio, y quién no lo tenga en mente, está condenado al fracaso… o a ser un político. Todos sabemos que solo hay que ser una marioneta en manos de otros o alguien con un don de manipulación muy elevado para ser político, y no hay que trabajar mucho para llegar a ser ambas cosas.

Pero en la ciencia no se espera. La gente, aunque desconozca qué hace la ciencia, le tiene respeto, sabe que es necesaria y, aún en su ignorancia, sabe que es importante para un país. Pero lo que no sabe seguro es su funcionamiento, qué se cuece detrás de las batas blancas, los microscopios, el cazamariposas, detrás de los ecosistemas, los seres vivos, las células, la moléculas, los átomos y todas las partículas más pequeñas, detrás de matemáticas complejas, fórmulas indescifrables y palabras desconocidas.

En mis primeras prácticas vi una presión insoportable, una carrera donde todos se pisan, donde todos quieren escribir millones de miniartículos en grandes revistas, sumando y sumando papers, citas y conferencias. Todo el mundo quiere ser el que más publica… a costa de la calidad del producto.

Muchas veces, si se juntaran diversos papers pequeños y con poca sustancia (aunque grandes hallazgos), saldría un grandioso artículo, bien explicado, justificado y con una potencia que pocos llegan a comprender. Un artículo donde la calidad brillaría por sí sola.

Si esto se hiciera más a menudo, habría menos artículos y todo el mundo podría publicar en grandes revistas. Eso, además, implicaría un cambio de mentalidad, en el cual, a mi parecer, se pasaría de premiar la cantidad a la calidad, que es lo que realmente importa. ¿De qué sirve escribir 8 papers en revistas de poco impacto, si podrías decir lo mismo en 4 artículos más completos y publicarlos en revistas de alto impacto? Entiendo que la presión per ser el primero en dar a conocer un hallazgo es importante y que los centros científicos se rigen por este sistema, pero ¿no sería mejor tener resultados más concluyentes, antes de mostrarlos?

Esto me ha decepcionado bastante… pero las siguientes noticias aún me han decepcionado más. La primera es que hay mercado negro de artículos y la segunda es que las tres mayores revistas científicas (Nature, Science y Cell) incluyen artículos según favoritismos, presiones o influencias, en vez de según la calidad de los mismos. Vayamos por partes:

La primera noticia la leí en el portal web de la Agencia SINC. Según una investigación publicada en la revista Science, la práctica de vender la autoría de los artículos es una práctica al alza, principalmente en China, pero también hay la sospecha en la India. Esto consiste en que ciertas empresas venden los artículos a quien quiera poner su nombre, a cambio de una cuantiosa suma de dinero (alrededor de los 26000 dólares).

La segunda noticia la leí en El País, aunque también hay referencias en La Vanguardia y 20minutos, y seguro que en otros diarios, aunque no estén consultados, tanto nacionales como internacionales (de hecho la publicación salió en The Guardian). Randy Schekman, reciente ganador del premio Nobel de Medicina (es decir, no es un científico cualquiera), critica el sistema de publicación en las revistas de lujo (las tres mencionadas anteriormente), las cuales fomentan la presencia de artículos llamativos, controvertidos o, directamente, erróneos, llevando a la retirada de estos artículos demasiado a menudo, en vez de fomentar a los artículos que representan trabajos de más calidad. Y lo peor es que las sociedades y organismos que dan subvenciones y préstamos para apoyar investigaciones, miran cuántas publicaciones tienen en estas revistas, en vez de mirar la calidad de los proyectos. Por este mismo motivo propone que los investigadores publiquen en revistas, principalmente online, donde se pueden leer los artículos gratis, revistas que no tienen influencias y que tienen la prioridad de primar la calidad de los proyectos y trabajos científicos. Para poner unos ejemplos: Elife (http://www.elifesciences.org/) o PLoS (http://www.plos.org/).

Visto lo visto, parece que la ciencia está igual de podrida que la política, pero no es cierto. Si se actúa a tiempo, la ciencia puede seguir pronto con el aura de respetabilidad y sabiduría que goza en el momento, aunque haya gente que no quiera darle la importancia que se merece.

Por este motivo pido que se apoye la ciencia, se le dé aún más importancia dentro de la sociedad y se divulguen los trabajos, de manera que la sociedad en general pueda ser partícipe del avance en el conocimiento.

Por este motivo he creado este blog, para acercar la verdadera ciencia a todo el mundo, para hacerla comprensible y que la gente que aún no entiende su utilidad vea realmente lo importante que es para la sociedad.

Porque la ciencia debe ser uno de los puntales de cualquier sociedad avanzada, ésta debe ser comprensible, y yo intentaré desde mi humilde posición favorecer esta comprensión. Así como otros blogs ya existentes y muchos divulgadores y comunicadores científicos han hecho a lo largo de los años, me he propuesto coger su relevo para acercar y dar a conocer la ciencia.

Os doy la bienvenida a mi blog y gracias por pasaros. Yo soy,

Divulgador Herbívoro

Para más información:

Agencia SINC. “El mercado negro de los artículos científicos en China”. 28 de noviembre de 2013.

El País. “Los bonus de la ciencia”. 13 de diciembre de 2013.

Javier Sampedro. “¿Y si la ciencia no es eso que tú crees?”. 12 de diciembre de 2013.

La Vanguardia. “Nature se defiende de las críticas del Nobel Randy Schekman”. 12 de diciembre de 2013.

Randy Schekman. “Porque revistas como Nature, Science y Cell hacen daño a la ciencia”. 12 de diciembre de 2013. En español. Artículo original en inglés, 9 de diciembre:

20 minutos. “El premio Nobel Randy Schekman declara un boicot a las grandes revistas científicas”. 11 de diciembre de 2013.

Anuncios

5 Comments on “Corrupción en la ciencia

  1. Pingback: Ciencia honesta | Divulgador Herbívoro

  2. Pingback: Cuando se dinamita la credibilidad | Divulgador Herbívoro

  3. Pingback: La caza y Maquiavelo | Divulgador Herbívoro

    • Muchas gracias Xavier. Espero que este blog pueda llegar al máximo de gente posible y que haya personas como tú a quien les guste lo que escribo, anima a seguir. Quiero que la gente vea la ciencia de una manera fácil y pura.
      Muchas gracias otra vez.

      Me gusta

TALK to me

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

misedades.wordpress.com/

IMAGEN CORPORATIVA | COMUNICACIÓN

VueltaenterA

Neogeografía, apps y medio ambiente

Los Mundos de Brana

«I love physics with all my heart... It is a kind of personal love, as one has for a person to whom one is grateful for many things». Lise Meitner

AveNaturia

Un blog para conocer y disfrutar la naturaleza

Gaia's Mind

~ Inspired by nature • Historias en la naturaleza ~

Esquilant la Dolly

Esquilant la Dolly

Andanzas de un Trotalomas

Andanzas, aventuras y desventuras de un naturalista apasionado

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

UNA INVESTIGADORA EN APUROS

En constante estado metaestable desde la década de los 70

A %d blogueros les gusta esto: