Pseudociencia

Internet ha permitido un acceso universal a todo tipo de información y muchos ámbitos han sabido sacar partido (la ciencia no ha sido una excepción). Otra cosa es si esta información es fácil de encontrar o de interés público, porque el mundo científico siempre ha tendido a encerrarse un poco en sí mismo, dificultando la entrada al público generalista, al que se ve como ignorante (cuando hay que verlo como un público al que se pueden enseñar muchas cosas y darle la bienvenida).

Este problema ha derivado en otro problema, y para mi muchísimo más peligroso: la proliferación de páginas que pretenden hacer pasar ciertos hechos, conocimientos y remedios como científicos o con base científica. Estas páginas dan la bienvenida al público general, ávido de calmar la sed de conocimiento, haciéndole creer que lo que lee ahí es válido y es conocimiento real. Lo que explican es pseudociencia, creencias disfrazadas de ciencia.

Para poner un ejemplo de su proliferación, hago una comparativa de los resultados en google cuando se buscan términos científicos (quimioterapia, vacunas, evolución) y términos pseudocientíficos (homeopatía, creacionismo, esoterismo). Eso es algo que podéis hacer vosotros sin ninguna dificultad. Los resultados son:

Quimioterapia 1.790.000
Vacunas 3.430.000
Evolución 24.000.000
Homeopatía 34.400.000
Creacionismo 692.000
Esoterismo 4.110.000

¿Os sorprenden los resultados? A mí, desgraciadamente no. Me alegro que “evolución” esté tan por encima que “creacionismo”, que es lo que debería pasar siempre. Pero que “homeopatía” tenga tantos resultados no me gusta, tan por encima de “quimioterapia” y “vacunas”. También es cierto que la homeopatía es un tema candente, con sus seguidores y detractores, pero a mí no me parece normal que tenga más resultados que incluso “evolución”. Y lo de “esoterismo”, aunque tenga menos resultados que “homeopatía”, es de risa. Lamentable que tengan tantos resultados.

El problema de las pseudociencias, cuando parecen dar argumentos científicos o están basados en trabajos científicos, es que la gente se las cree. Las personas ven que dan una respuesta concreta, estable y “argumentada”, a sus miedos, desesperaciones, desconocimientos, coincidiendo con lo que suelen pensar a priori (reafirmándose) o convenciéndoles que es así, de manera que se lo creen a pies juntillas, como una fe o un credo. Y cuando intentas debatir con estas personas, se enrocan con estos argumentos, sin aceptar críticas, diciendo que lo que ellos creen es ciencia, que lo han leído en internet, y que saben que a alguien le ha funcionado. Además, hay que añadir que esa base “científica” parte de la tergiversación de datos y de una experimentación mala, de manera que todo se aguanta por pinzas o directamente no se aguanta.

Llegados a este punto, hay que tener en cuenta dos conceptos: 1) en la ciencia no se cree, no hay creencias, hay hipótesis, leyes y teorías, que cambian, no son inamovibles; y 2) la gente no entiende la controversia que genera la ciencia, el hecho que dos investigadores digan cosas distintas y que se pasen el día criticando trabajos. Esto es un asunto de base, de no saber en qué consiste la ciencia, y que debería atajarse con una buena educación.

Como he dicho, la ciencia es cambiante y los investigadores se pasan el día buscando nuevas respuestas, aún si contradicen antiguos trabajos, cambiando la visión de un tema cada cierto tiempo. La ciencia lo que hace es aumentar el conocimiento, a base de preguntarse lo que no conoce y criticar lo que conoce. Precisamente, las preguntas y las críticas, son la base de la ciencia, movidos por la curiosidad de entender el porqué, afinando cada vez más la realidad y acercándose a la verdad.

Lástima que esto no se entienda. No se entiende que hay cosas que no son fijas y que criticarse no significa atacarse y decirse cosas malas. Al contrario que las pseudociencias, donde lo que se dice es lo que hay y si recibe críticas es de gente que consideran que está equivocada.

Pero lo peor de todo es que hay quien usa las pseudociencias como medio de marketing, para vender sus productos, prometiendo remedios innovadores o “naturales”, o para alarmar la sociedad, mediante las falsas creencias que ciertas terapias o ciertos compuestos son nocivos para la salud. Y eso es algo intolerable: están manipulando la gente a través de su ignorancia, dejando a un lado las ciencias de verdad, cosa que debe eliminarse de raíz.

Para acabar, os dejaré un listado de temática pseudocientífica, para que vayáis con cuidado si leéis algo sobre estos temas: homeopatía, curación por energías, extraterrestres, espiritismo, astrología, creacionismo (y su primo diseño inteligente)… Y podría seguir un buen largo rato.

Espero que a partir de ahora seáis un poco más científicos y antes de afirmar algo que leéis, aunque parezca bien argumentado, lo investiguéis y lo critiquéis. Si entonces, aún se sostiene, podéis defenderlo y estar de acuerdo (que no es lo mismo que creer en algo, porque en ciencia no se cree).

 

DH

 

PD: os voy a pasar unas cuantas páginas donde se hablan de temas relacionados con el de hoy:

Anuncios

5 comentarios el “Pseudociencia

  1. Pingback: Racismo y ciencia | Divulgador Herbívoro

TALK to me

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

misedades.wordpress.com/

IMAGEN CORPORATIVA | COMUNICACIÓN

VueltaenterA

Neogeografía, apps y medio ambiente

Los Mundos de Brana

«I love physics with all my heart... It is a kind of personal love, as one has for a person to whom one is grateful for many things». Lise Meitner

AveNaturia

Un blog para conocer y disfrutar la naturaleza

Gaia's Mind

~ Inspired by nature • Historias en la naturaleza ~

Esquilant la Dolly

Esquilant la Dolly

Andanzas de un Trotalomas

Andanzas, aventuras y desventuras de un naturalista apasionado

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

UNA INVESTIGADORA EN APUROS

En constante estado metaestable desde la década de los 70

A %d blogueros les gusta esto: