Crítica de “La falsa medida del hombre” de Stephen Jay Gould

Es conocida la reputación de divulgador científico de Stephen Jay Gould, debido al gran éxito de sus libros y su manera de escribir para el público no especialista (aunque el público especialista también disfruta). “La falsa medida del hombre” es quizá una pequeña excepción en lo que a facilidad de lectura se refiere, ya que he tardado bastante tiempo en leérmelo por el hecho de que es un poco denso en algunas de sus partes.

Porta de la Falsa medida del hombre de Stephehn Jay Gould

El libro parte de la falacia que la “inteligencia” humana es algo que se puede medir y que sirve para clasificar a las distintas razas de seres humanos, mostrando algunos de los casos de racismo científico más importantes, principalmente en los Estados Unidos de mediados y finales de siglo XIX. Lamenta el hecho de que se haya cosificado un concepto abstracto como la “inteligencia”, colocándolo en un sitio concreto, como si de algo físico y tangible se tratara, de manera que se puede incluso medir.

Con este propósito muestra, separándolo por temáticas, la evolución de las medidas de la “inteligencia” en Estados Unidos, dentro de su contexto temporal, cultural y socioeconómico. Empieza hablando sobre la poligenia y la craneometría antes de Darwin, poniendo a Louis Agassiz y Samuel George Morton como principales figuras; pasando por las mediciones craneales de Paul Broca, posteriores a las teorías de Darwin; las mediciones corporales a fin de identificar a indeseables; las teorías de la herencia de la “inteligencia” y los tests de CI (los cuales fueron creados por Alfred Binet en 1905, pero tuvieron justamente el uso de clasificación de los niños que no quería su autor); y terminando con el origen del análisis factorial en estadística por Charles Spearman y seguido por Cyril Burt, como una manera de encontrar el factor general que indicara la “inteligencia” de cada persona a partir de una batería de tests.

En la edición que he tenido ocasión de leer, de 1996 (el original es de 1981), se incluyen algunas variaciones, principalmente una crítica al libro “The Bell Curve”, por Richard R. Herrnstein y Charles Murray (apareció en 1994). Stephen Jay Gould lamenta que a finales de siglo XX, aún haya quien prosiga con las teorías hereditaristas de la inteligencia para justificar el racismo, aunque lo hagan de manera sutil, y que se basen en los mismos argumentos que utilizaron Spearman y Burt para defender a capa y espada su factor general.

Realmente es un libro que vale la pena leer. Cuesta un poco, pero se lee suficientemente fácil como para entender todos los aspectos que ha habido a lo largo de la historia de las mediciones de la “inteligencia”.

DH

Anuncios

2 comentarios el “Crítica de “La falsa medida del hombre” de Stephen Jay Gould

TALK to me

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

misedades.wordpress.com/

IMAGEN CORPORATIVA | COMUNICACIÓN

VueltaenterA

Neogeografía, apps y medio ambiente

Los Mundos de Brana

«I love physics with all my heart... It is a kind of personal love, as one has for a person to whom one is grateful for many things». Lise Meitner

AveNaturia

Un blog para conocer y disfrutar la naturaleza

Gaia's Mind

~ Inspired by nature • Historias en la naturaleza ~

Esquilant la Dolly

Esquilant la Dolly

Andanzas de un Trotalomas

Andanzas, aventuras y desventuras de un naturalista apasionado

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

UNA INVESTIGADORA EN APUROS

En constante estado metaestable desde la década de los 70

A %d blogueros les gusta esto: