La Lista Roja (y el olvido del miércoles)

No sé en qué lugar tengo la cabeza estos días, pero ya llevo dos TALKS que publico tarde. La semana pasada porque estuve bastante rato revisándolo (y lo escribí tarde) y esta semana directamente se me ha ido el santo al cielo. Si consigo escribir hoy, 27 de febrero, un TALK como dios manda sobre el tema, lo publicaré hoy, sino lo dejaré para la semana que viene.

Hoy-Ayer quería hablar de un tema que es de vital importancia en mi ámbito. Como biólogo, mi especialidad es la biodiversidad y la conservación de especies. En este sentido, me gustaría trabajar en un grupo de investigación o en un centro que se dedicara a proyectos para proteger especies en peligro de extinción, así como al control de las especies invasoras. El TALK de esta semana trata específicamente de la primera parte y de una herramienta vital para su correcto desarrollo: la lista roja de la IUCN.

Vayamos por partes. La IUCN (International Union for Conservation of Nature) es la organización medioambiental más grande y antigua del mundo, fundada en 1948. Está presente en 160 países, llevando a cabo centenares de proyectos de conservación e influenciando en congresos medioambientales, políticas y leyes.

Una de sus mayores acciones, y quizá la más importante, es la Lista Roja (Red List en inglés) de especies amenazadas. Esta lista es considerada la aproximación más global y objetiva para la evaluación de los estados de conservación de las especies de plantas, hongos y animales, actuando como una guía para políticas gubernamentales, ONG e instituciones científicas. Su principal objetivo es conseguir la obtención de información y análisis del estado, la tendencia y las amenazas de las especies de manera que se informe y se tome partido para la conservación de la biodiversidad.

Las especies se añaden a la lista a partir de los estudios de los científicos respecto a cada una. Según los resultados de las investigaciones, los cuales son comparados con unos criterios concretos de la IUCN, las especies se colocarán, dentro de la lista, en una categoría u otra. Éstas son, de menor a mayor amenaza: preocupación menor (LC, least concern), casi amenazada (NR, near threatened), vulnerable (VU, vulnerable), en peligro (EN, endangered), en peligro crítico (CR, critically endangered), extinta en la naturaleza (EW, extinct in the wild) y extinta (EX, extinct). A estas categorías hay que añadirle otras dos, las cuales no suponen una mayor o menor amenaza, sino poco conocimiento de la especie o falta de datos (DD, data deficient) y no evaluación por no alcanzar ninguno de los criterios (NE, not evaluated), que sería el caso de las especies más comunes. En estos 9 términos, se colocan todas las especies del planeta.

Es importante remarcar, que la etiquetación de las especies puede variar de una región a otra. Pongamos por ejemplo una especie de rana, a la cual pondremos el nombre científico de Imaginarius batracius. Esta especie, en el mundo, está considerada en peligro (EN), de manera que las acciones que se lleven a cabo para su protección estarán en consonancia con esta categoría. Ahora, pongamos que I. batracius está más amenazada en España: esto implicaría que debería tener otra categoría (según los criterios de la IUCN), así que estaría en peligro crítico (CR). Y si, además, en Cantabria, esta especie no se hubiera visto en los últimos 50 años, se consideraría extinta (EX). En el caso de las regiones, existen dos categorías más: no aplicable (NA, not applicable), cuando son especies introducidas, y extintas a nivel regional (RE, regionally extinct), que sería el caso de nuestro Imaginarius batracius en Cantabria.

De este modo, podemos ver como varía la consideración según la escala territorial. Eso sí, lo menos amenazada que puede estar una especie es la denominación en el territorio más amplio. En el caso de nuestra rana ficticia, sería en peligro, y sería aplicable en todas las zonas donde está presente esta rana, menos en España.

Cabe decir, ya que ha pasado más de una vez, que algunas especies consideradas extintas, se han encontrado después de más de 50 años sin ser vistas, ya que, al ser tan pequeña su población, era muy difícil encontrar un individuo de la misma.

Si queréis información actualizada sobre cuantas especies amenazadas hay, fijaros en la siguiente tabla, actualizada en 2013.

Lista Roja 2013

Número de especies en la lista roja durante el año 2013. Fuente: The Guardian

Para más información, es dejo el enlace de la noticia de The Guardian donde he encontrado estos datos de 2013. Cabe decir que echo de menos a los hongos, aunque es posible que se hayan puesto, erróneamente, dentro de las plantas (también es verdad que tan solo hay 3 especies en la lista).

Por este motivo, podemos considerar la lista como un indicador de la salud de la biodiversidad en el mundo. (Toda la información ha sido sacada de página web de la IUCN y de la web de la Lista Roja)

El problema es que para poder hacer acciones de conservación y poder crear proyectos para el estudio de las especies amenazadas es necesario un presupuesto, un dinero invertido que muchas veces no obtiene resultados esperados (gajes de la ciencia de campo). Este presupuesto suele venir por parte del gobierno de cada país, porque hay pocas fundaciones y empresas privadas que apoyen económicamente este tipo de investigaciones (solo para compensar daños sobre la fauna y la flora), de manera que en épocas de crisis, como la actual, es fácil bajar el presupuesto en este tipo de ciencia, la cual “solo” evita la desaparición de un animalillo o una plantita. “¿A quién le importa?”, se preguntará la mayoría de la gente, desconociendo el impacto en muchos ámbitos que puede tener la extinción de una especie (aparte de poner una nueva especie en la lista de eliminados por culpa del hombre). Por este motivo, el grandioso y magnánimo Gobierno de Ejpaña, ha reducido el presupuesto destinado a la conservación de especies en 10 millones de euros los últimos dos años.

Ahora que les pregunten a los científicos que trabajan con visón europeo (Mustela lutreola), tortuga mediterránea (Testudo hermanni), drago de las Canarias (Dracaena tamaranae), posidonia oceánica (Posidonia oceanica), lince ibérico (Lynx pardinus)… si les gusta tener que hacer el mismo trabajo, cobrando menos, con menos gente y con la indiferencia de unos políticos que solo les importa el ladrillo. Creo que piden que rueden cabezas.

DH

PD: he conseguido escribir hoy, 27 de febrero. Espero que haber compensado este retraso.

Anuncios

One Comment on “La Lista Roja (y el olvido del miércoles)

  1. Pingback: Protección de la biodiversidad: de especies a redes | Divulgador Herbívoro

TALK to me

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

misedades.wordpress.com/

IMAGEN CORPORATIVA | COMUNICACIÓN

VueltaenterA

Neogeografía, apps y medio ambiente

Los Mundos de Brana

«I love physics with all my heart... It is a kind of personal love, as one has for a person to whom one is grateful for many things». Lise Meitner

AveNaturia

Un blog para conocer y disfrutar la naturaleza

Gaia's Mind

~ Inspired by nature • Historias en la naturaleza ~

Esquilant la Dolly

Esquilant la Dolly

Andanzas de un Trotalomas

Andanzas, aventuras y desventuras de un naturalista apasionado

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

UNA INVESTIGADORA EN APUROS

En constante estado metaestable desde la década de los 70

A %d blogueros les gusta esto: