Creando la fe científica

La mitificación de la ciencia es un factor negativo para su divulgación

Desde hace tiempo que pienso que hay una elevada distorsión en la comprensión de la ciencia. La gente dice que valora mucho a los científicos y su faena, pero realmente no tiene ni idea de lo que realmente hace, ni tampoco interés alguno en saberlo. Eso crea una especie de mitificación en la ciencia: una sensación general de que el científico es alguien realmente importante pero lo que hace no es de la incumbencia del pueblo llano; solo interesa lo que descubre, da igual cómo. Algo parecido a los oráculos de la Antigua Grecia: aislados en las montañas, venerados por todos, ignorantes de sus métodos, profetizando el futuro. Al menos hemos eliminado de la ecuación el sacrificio humano.

Esta sensación no se da solo en España, es común en todo el mundo, y los Estados Unidos no son una excepción. A principios de año salió el “Science and Technology Indicators 2014”, un informe que trata diversos aspectos de la ciencia y la tecnología, con preguntas a la población sobre estos ámbitos (hechas en 2012). Uno de ellos es el de las actitudes públicas y, dentro de este, el de conocimiento público de la ciencia y la tecnología, ambos importantes para demostrar la sensación mencionada.

Aunque fueron varones jóvenes con elevada educación los que tuvieron mejores resultados (excepciones dentro de la norma), éstos se hacen con la media, ésta es la que vale y la que demuestra algunos hechos alarmantes: un triste 33% comprende que es lo que hace exactamente  la ciencia y un 55% es capaz de distinguir entre ciencia y pseudociencia (este punto baja hasta el 35% en el caso de personas con bajo nivel educativo). Además, en lo que respecta al cambio climático, solamente un 27% conoce bien o muy bien las causas y un 14% sus posibles soluciones.

Y esto hablando solamente de Estados Unidos, supuestamente la nación más avanzada científicamente. Ahora, un 90% dice tener confianza en los científicos (entre todas las profesiones es la segunda mejor valorada, junto a los médicos, y superada por los militares). Por este motivo, cuando les preguntan sobre hechos básicos en ciencia, son más proclives a contestar correctamente cuando la pregunta está precedida por “según la teoría de…” o “según los científicos…”.

Estos resultados solo demuestran la sensación que he dicho antes: el aura de sabio inalcanzable que con lo que dice y hace ayuda a mejorar la vida de la gente. Pero tiene una contrapartida enorme: la gente puede ser (y es) muy susceptible a creerse cualquier cosa si supuestamente se basa en argumentos científicos, creados por falsos profetas ávidos de poder.

Por este motivo es necesario que los científicos bajen de las grandes torres de marfil, se acerquen al público llano y prediquen, no solo su conocimiento, sino también su mecanismo, la manera como se hace ciencia. Y principalmente, que enseñen a ser críticos. Así la gente será más sabia y menos crédula.

Lamentablemente esto no pasará si no hay un interés del pueblo por conocer las entrañas de las torres ni de los profetas de la ciencia por propagar su sabiduría.

DH

PD: esta entrada corresponde a un ejercicio para el Máster de Comunicación Científica, Médica y Ambiental.

Anuncios

8 Comments on “Creando la fe científica

  1. ¡Hola DH!

    Encantado de leer esta entrada. Da para una profunda reflexión y me parece excelente que lo hayas escrito como estudiante de Máster, donde me imagino que estarás haciendo tus primeros pinitos como investigador. ¡Enhorabuena y ánimo con ello!

    Completamente de acuerdo contigo. Creo que hay diferentes problemas. El mero hecho de que la gente no conozca ni entienda en muchas ocasiones lo que hacemos es una realidad. Y los científicos nos debemos poner las pilas para intentar conseguir que los ciudadanos cada vez entiendan más en lo que trabajamos, especialmente los motivos, los objetivos y las conclusiones que obtenemos. Sin embargo, también debemos ser conscientes de que los investigadores tampoco conocemos ni entendemos al 100 por 100 lo que hacen el resto de gremios. Con esto quiero decir que debemos poner las herramientas adecuadas para que todo el mundo conozca lo que hacemos, y que todo el mundo debe poner interés en lo que hacen otras profesiones, pero que también debemos reconocer que es imposible que todo el mundo entienda lo que cada uno de nosotros hacemos, porque nosotros tampoco entendemos todo lo que el mundo hace. Y eso, en el fondo, también es bonito.
    Te pongo un ejemplo. Imagínate que vas al concierto de un reputado pianista clásico. Te está mostrando lo que hace, está divulgando y lo estás “entendiendo”. El se muestra encantado de que le escuches y tú de escucharle. Yo le veneraría. Sin embargo, tal vez yo no pudiese entender todo. Hay, digamos, una frontera que es muy interesante: es esa frontera de admiración del esfuerzo del vecino, de reconocimiento de su labor y carrera a lo largo de su vida. No es una frontera de separación, sino de reconocimiento. Esa admiración también es buena y se debe aprovechar. Y al igual que por escucharle en el concierto tú no vas a salir siendo pianista, no por venir al laboratorio van a salir científicos. Y eso, eso es también muy bonito. Porque cada uno somos lo que nos hemos hecho. Y por supuesto, es 100 por 100 compatible conque cada uno de nosotros debemos mostrar al mundo lo que hacemos.

    Y otro aspecto. ¿Si muchos científicos no hablan entre ellos por competencia o robo de ideas… cómo van a hablar con todo el mundo?

    Un abrazo DH y gracias por el post,
    Jesús

    Me gusta

    • ¡Hola Jesús! Me alegro que te haya gustado.
      Los pinitos en ciencia ya hace un poco que los empecé, puesto que este es el segundo máster que hago y con este me he alejado un poco de la investigación (me decepcionó bastante en el primero que hice). Aun así, sigo vinculado a algún proyecto.
      Realmente este tema da para mucho. Y comparto al 100% lo que dices. Obviamente no se puede llegar a entender como funciona la ciencia si no se vive dentro. Pero sí que debería haber un flujo de información que salga de los científicos, o de los divulgadores en su defecto, para que la gente entienda la ciencia y empiece a defenderla como tocaría (además, así comprendería todos los proyectos que se están haciendo y vería donde va su dinero, en el caso de los proyectos con subvenciones públicas)
      Y tienes razón cuando dices que si entre científicos no se hablan, cómo lo van hacer con el público general. Pero para la educación de la sociedad y para compartir el conocimiento, deberían unirse y hacer las cosas juntas.

      Gracias por haberte pasado. Un abrazo 🙂

      Me gusta

  2. ¡hola! En primer lugar, muchas gracias por el post.
    Yo estoy de acuerdo en lo que dices, aunque también creo que es muy difícil despertar ése interés en el “público general” desde determinados lugares de la ciencia, especialmente la ciencia básica, dado que la justificación del nexo con algo palpable o una aplicación a largo plazo es más compleja. A la gente le gusta escuchar sobre investigaciones especialmente en el ámbito de la medicina experimental, biología molecular, etc. En mi caso, que realizo una tesis multidisciplinar entre la física aplicada y la biología, he encontrado que, en ocasiones, incluso este diálogo es difícil entre gente de cada uno de estos ámbitos, así que cómo no lo va a ser entre un científico y el público fuera del mundo de la ciencia.
    Un saludo y te sigo leyendo 🙂
    La Becaria,
    http://diariodeunabecaria.wordpress.com

    Me gusta

    • Buenas! Gracias por pasarte y comentar.
      Es verdad, la ciencia básica es más compleja de explicar justamente por lo que dices. En este punto yo apelaría simplemente al placer de conocer por conocer, a la curiosidad intrínseca del ser humano y a la capacidad que tiene de abrir una luz en todos los rincones que estén a oscuras, aunque luego no se vea una aplicación directa, esa capacidad de descubrir y esa sensación que se tiene cuando se conoce algo nuevo, como si se llenara el alma, a parte del cerebro.
      Me siento muy intrigado con tu tesis: mezclar la física aplicada y la biología me parece fascinante.
      Un saludo 🙂

      Me gusta

  3. Totalmente de acuerdo en todo! Nosotros como científicos tenemos la labor de romper esa barrera entre gente de ciencia y gente de a pie, la cual sólo obtiene conocimiento de forma pasiva mediante programas de televisión y prensa escrita que frecuentemente están cargados de conocimiento tan diluido que es muy cuestionable su veracidad.
    Muchos ánimos con el máster!

    Me gusta

    • Primero, gracias por pasarte y comentar. Segundo, gracias por los ánimos 🙂
      Tienes razón, debemos romper esta barrera, pero parece que faltan las ganas en ciertos círculos. A parte, que hacer divulgación se sigue viendo como algo que hacen los malos científicos o los frustrados (por suerte esto está cambiando).
      Faltan más programas en televisión y más noticias en prensa sobre ciencia, pero ten en cuenta que hay que explicarla con un lenguaje sencillo y fácil de comprender, por eso siempre parece tan diluida. Además, que los científicos deben ser los primeros en tener que adaptar el lenguaje, así los medios sabrían como hacerlo y explicar mejor la ciencia.
      Un abrazo! 🙂

      Me gusta

TALK to me

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

misedades.wordpress.com/

IMAGEN CORPORATIVA | COMUNICACIÓN

VueltaenterA

Neogeografía, apps y medio ambiente

Los Mundos de Brana

«I love physics with all my heart... It is a kind of personal love, as one has for a person to whom one is grateful for many things». Lise Meitner

AveNaturia

Un blog para conocer y disfrutar la naturaleza

Gaia's Mind

~ Inspired by nature • Historias en la naturaleza ~

Esquilant la Dolly

Esquilant la Dolly

Andanzas de un Trotalomas

Andanzas, aventuras y desventuras de un naturalista apasionado

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

UNA INVESTIGADORA EN APUROS

En constante estado metaestable desde la década de los 70

A %d blogueros les gusta esto: