El futuro que viene del pasado

Todo el mundo habrá visto Jurassic Park, al menos la primera, y habrá flipado con los dinosaurios, lo bien hechos que estaban y lo brutal de la técnica científica que se creó para traerlos de vuelta de su extinción. Pues estamos cerca de conseguir realmente esa técnica. No se podrán devolver a la vida los dinosaurios, ya que su material genético no se puede recuperar (ni con el mosquito atrapado en ámbar de la película). Esta técnica será capaz de revivir animales extintos que aún puedan conservar su material genético (animales muertos hace relativamente poco y por culpa del ser humano), como los mamuts. Mola igualmente, ¿eh?

De hecho, ya se ha conseguido recuperar dos especies extinguidas: dos virus. El primero es el HERV-K (retrovirus endógeno humano; realmente lo que se ha recuperado es el virus del que proviene) y el segundo es el virus de la gripe de 1918. ¿Virus? Nos acabas de decir que vamos a tener mamuts y ¿ahora hablas de virus? A ver, poco a poco. En ningún momento he dicho que vayamos a tener mamuts. He dicho que estamos a punto de tener la técnica que lo consiga. Y por algún organismo hay que empezar, y los virus son buenos para empezar.

¿Y cómo se consigue esto? Pues hay dos maneras:

  1. Buscar un animal cercano evolutivamente al ser extinguido, coger un óvulo, quitarle el núcleo original y ponerle el núcleo de la especie extinguida. Se pone ese óvulo modificado en el útero del animal vivo al que pertenece y se deja desarrollar como un embrión más. Cuando nazca, tendremos el animal extinguido vivo.
  2. Ponemos trozos de DNA con características concretas del ser extinguido en el DNA del óvulo o espermatozoide del animal más cercano evolutivamente. A medida que los animales originales modificados se vayan reproduciendo, se van cogiendo los descendientes que muestren las características que más interesen hasta conseguir el animal extinguido deseado o, al menos, lo más parecido posible.

Según George Church, investigador en el Harvard Genetics School, esta técnica no intenta revivir los animales extinguidos, sino aprovechar sus características genéticas para crear variantes de especies actuales que hagan la función de las especies clave extintas en sus ecosistemas. Vaya, algo parecido al segundo método. Pero además, también se utilizaría para permitir la recuperación de la variabilidad genética perdida en poblaciones en peligro y con una alta consanguinidad.

Suena muy caro. Pues según el mismo investigador, reproducir y criar estos animales hasta conseguir una población suficiente para dejar en libertad, tendría un precio parecido a la cría en ganadería o la conservación de especies amenazadas.

Obviamente esta es una técnica muy controvertida y polémica. Miremos los pros y los contras para poder opinar:

  • Pros: los motivos para llevar a cabo esta técnica son los mismos que para los proyectos de protección de especies amenazadas; crea esperanza con la posibilidad de recuperar especies extinguidas; permite restaurar la variabilidad genética de ciertas especies con elevada consanguinidad; se recupera la riqueza de biodiversidad en ciertos ecosistemas con la recuperación de especies clave; ayuda al movimiento europeo de rewilding (conversión de zonas agrícolas abandonadas en corredores biológicos) al recuperar especies icónicas; y compensa el daño infligido con todas las especies que el ser humano ha extinguido.
  • Contras: solo es una pequeña parte dentro de la conservación de la biodiversidad; hay que recuperar los ecosistemas pasados antes de poner las especies extinguidas; puede ser el origen de un pensamiento que cuestione la protección de especies amenazadas, ya que aunque se extingan, se podrían recuperar; perpetuación de la idea, cada vez más corriente, que la biología es moléculas, batas blancas y laboratorios (mucho más rentable económicamente), disminuyendo la importancia, incluso eliminando, de los departamentos de ecología y medio ambiente y del trabajo de campo, que no aportan ingresos, desplazando las subvenciones que se otorguen en un futuro (pensando que ayudarán al mundo de la misma manera); la conservación son los ecosistemas, las especies que habitan en él y se relacionan, así como la búsqueda de un futuro alternativo sostenible para las poblaciones humanas, los bosques y los humedales (las moléculas no pintan nada); y la distracción de conservar las especies actuales para las generaciones futuras.

Realmente, ambos bandos tienen argumentos convincentes. Desde mi punto de vista, hay dos argumentos que actuarían como capitanes: la creación de esperanza y la creación del pensamiento anti-protección.  Como biólogo especializado dentro de la conservación, los pros son muy prometedores y aportan esperanza, pero los contras son aterradores. Aun así, me gustaría que se apostara por ella, eso sí, dejando muy claros donde están sus límites para evitar cualquier efecto colateral gravemente perjudicial.

Os dejo a vosotros la decisión sobre si aceptar esta técnica o no. Por cierto, si queréis saber su nombre: DE-EXTINCIÓN.

Para terminar os dejo la charla TED de Stewart Brand sobre este tema, en el cual se profundizan mucho más algunos aspectos. Está en inglés subtitulado en español.

DH

PD: los animales de los que más se habla para aplicar esta técnica son el bucardo (Capra pyrenaica pyrenaica), el mamut (Mammuthus sp), la paloma migratoria (Ectopistes migratorius), el tigre marsupial (Thylacinus cynocephalus) y la rana incubadora gástrica (Rheobatrachus silus).

PD2: el número de abril de National Geographic, en Estados Unidos, tratará este tema (en España no lo sé). Parte del material usado proviene de su web, parecido a lo que habrá en la revista el mes que viene.

 

REFERENCIAS:

Church, G. (2013) “Volved a la vida, por favor”. Investigación y Ciencia, Octubre 2013, pág. 46.

National Geographic (2014) “De-extinction”.

Anuncios

7 Comments on “El futuro que viene del pasado

  1. Pingback: Conservación de la biodiversidad después de la crisis | Divulgador Herbívoro

  2. Pingback: Regreso al pasado con Jurassic World | Divulgador Herbívoro

  3. Pingback: ¿Eliminamos o conservamos? | Divulgador Herbívoro

  4. Pingback: No solo los raros merecen ser conservados | Divulgador Herbívoro

  5. Pingback: Dios tiene una granja | Divulgador Herbívoro

    • La verdad es que sería una pasada. A parte de todo lo mencionado, también serviría para entender mejor la evolución, la ecología de hace miles de años y quien sabe si se podría obtener algún beneficio humano a partir de la biotecnología, refiriéndome a usar características de una especie que sea útil para los humanos (como fue el invento del velcro, proveniente de las semillas de una planta).
      No sabía lo de Jack Horner. Es súperinteresante. Aunque si con la de-extinción parece que jugamos a ser Dios, con los del Pollosaurus aún se va más lejos. Aun así, sería genial verlo.

      Gracias por pasarte y comentar. Saludos 😉

      Me gusta

TALK to me

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

misedades.wordpress.com/

IMAGEN CORPORATIVA | COMUNICACIÓN

VueltaenterA

Neogeografía, apps y medio ambiente

Los Mundos de Brana

«I love physics with all my heart... It is a kind of personal love, as one has for a person to whom one is grateful for many things». Lise Meitner

AveNaturia

Un blog para conocer y disfrutar la naturaleza

Gaia's Mind

~ Inspired by nature • Historias en la naturaleza ~

Esquilant la Dolly

Esquilant la Dolly

Andanzas de un Trotalomas

Andanzas, aventuras y desventuras de un naturalista apasionado

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

UNA INVESTIGADORA EN APUROS

En constante estado metaestable desde la década de los 70

A %d blogueros les gusta esto: