Crítica de “The Cove”

Difícilmente se puede encontrar un documental ecologista que haya despertado más indignación que este (quizá Una verdad incómoda esté al mismo nivel). The Cove, presentado en 2009, fue dirigida por Louie Psihoyos y protagonizada por Ric O’Barry. Ganó el Óscar al mejor documental  en 2010. Trata sobre la matanza de delfines en una cala de la población japonesa de Taiji que se producía, al menos hasta cuando se grabó el documental, cada día entre Marzo y Septiembre, repitiéndose cada año. Se mataban centenares de delfines y marsopas por día, aunque algunos ejemplares eran seleccionados y se salvaban. Éstos eran mandados a los delfinarios y parques acuáticos de todo el mundo, para divertir a la gente, muy populares des de la serie Flipper.

Portada de The Cove

Precisamente, el mismo Ric O’Barry fue la persona que capturó y adiestró a los distintos delfines que se usaron en la serie. Por este motivo, dar a conocer lo que se hacía en Taiji fue una especie de redención para él (a parte de todas las actuaciones que hace años que lleva a cabo en contra de este tipo de parques). Y lo hizo reuniendo a un conjunto de personas con distintas habilidades para poder colocar las cámaras, ocultas en rocas fuera y dentro del agua, que terminarían desvelando la verdad en esa cala donde nadie podía acceder. Como si de un Ocean’s Eleven ecologista se tratara. Todo sin dejar de lado la tensión, el suspense y el drama de que se jugaban la vida para hacerlo. Además, las reacciones de esas personas al presenciar algunos hechos en el lugar ponen la piel de gallina al espectador.

Mientras tanto, Japón permitía la caza de ballenas, independientemente de su prohibición por la Comisión Ballenera Internacional (ahora parece que ya no, y si lo hacen aún será más ilegal), e impedía la inclusión de la lista de especies protegidas a los pequeños cetáceos. Eso, gracias a la ayuda de los pequeños países a quienes pagaba la cuota en la CBI a cambio desarrollar su industria pesquera y que votaban a favor de lo que dijera el país nipón. Es decir, evitaba las decisiones de la Comisión Ballenera gracias a sus putitas caribeñas y africanas (aún sigue haciéndolo). Además, engañaba a sus ciudadanos vendiendo carne de delfín como si fuera de ballena: una carne con altos niveles de mercurio que puede provocar graves defectos en los embriones y los niños recién nacidos (enfermedad de Minamata). Y no solo a escala nacional e internacional, también actuaba a escala local: los pescadores, la policía y el ayuntamiento formaban un lobby en Taiji que protegía la actividad, impedían a la gente grabar escenas de la playa, patrullaban el parque nacional de la zona para que nadie llegara a ver lo que pasaba, seguían e interrogaban a las personas sospechosas de querer observar, negaban permisos… Y parece ser que siguen haciéndolo.

Las imágenes de la matanza no tienen desperdicio, aunque no todo el mundo es capaz de soportar tal brutalidad. Una de ellas resume muy bien lo que ocurría allí: el azul cristalino de la visión bajo el agua, lleno de vida, se convierte en un desierto de un rojo opaco.

Imagen durante la matanza en la cala de Taiji

En mi opinión, este documental es una gran prueba de la crueldad humana frente a los animales. Pero, sobre todo, es una muestra de la manera en que el ser humano es capaz de hacer lo que quiere, pasando por encima de quien sea, corrompiendo a gente desfavorecida y sacrificando a su propio pueblo por ambición, poder y, principalmente, mantener las tradiciones. Algo sagrado en la “cultura” japonesa.

DH

Anuncios

TALK to me

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

misedades.wordpress.com/

IMAGEN CORPORATIVA | COMUNICACIÓN

VueltaenterA

Neogeografía, apps y medio ambiente

Los Mundos de Brana

«I love physics with all my heart... It is a kind of personal love, as one has for a person to whom one is grateful for many things». Lise Meitner

AveNaturia

Un blog para conocer y disfrutar la naturaleza

Gaia's Mind

~ Inspired by nature • Historias en la naturaleza ~

Esquilant la Dolly

Esquilant la Dolly

Andanzas de un Trotalomas

Andanzas, aventuras y desventuras de un naturalista apasionado

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

UNA INVESTIGADORA EN APUROS

En constante estado metaestable desde la década de los 70

A %d blogueros les gusta esto: