Crítica de “De Rerum Natura”, de Lucrecio

De Rerum Natura es un poema escrito alrededor el año 50 aC y se considera uno de los primeros textos donde se habla de “ciencia”, entendiéndose como la manera que tenía la filosofía de explicar los fenómenos de la Naturaleza. Como casi toda obra filosófica, no tiene una lectura fácil ni rápida, pero sí que es relativamente fácil captar las ideas que muestra Lucrecio, su autor.

Lucretius Rome.jpg

Escultura de Lucrecio. «Lucretius Rome» por User:StefanoRR – Own work, photo by Colle Pincio, digital new versione. Disponible bajo la licencia Public domain vía Wikimedia Commons.

Aunque muchas de las explicaciones no tienen ningún fundamento actualmente, ya que todos los argumentos se basan en meras observaciones y conclusiones sacadas según las creencias del autor, algunas de ellas han resultado tener un fundamento demostrado en la ciencia actual o, al menos, las bases de las que salió el fundamento.

Esto ya es de por sí un hecho muy notable: dar una explicación en base a una filosofía, completamente teórica y nada experimental (recordemos que es en época de Descartes cuando se impone el llamado método científico) y que más de mil años después se demuestre cierta, tiene mucho mérito e implica una intuición excepcional.

Es importante decir, y esa es una base importante de la filosofía de Lucrecio, que todas las explicaciones provienen del hecho de quitar el poderío a los dioses, que ellos ni crean, ni destruyen, ni hacen nada, que los fenómenos de la Naturaleza son regidos por unas leyes y fuerzas propias. Un ejemplo es el hecho que defiende que todo tiene un origen y nada se crea de la nada.

“Así, guiado hasta el fin por mi obrita, te empaparás de estas verdades; pues una aclarará la otra, y la ciega noche no te oscurecerá la senda privándote de penetrar en los últimos secretos de la Naturaleza; tan cierto es que unas cosas darán luz a otras.”

Empezando con las argumentaciones que han sido verificadas por la ciencia encontramos la defensa de que nada se destruye, que las cosas se disgregan y se disipan para formar nuevas cosas. Es la versión antigua de “la materia ni se crea ni se destruye, se transforma”. A este enunciado simplificado lo llamamos ley de conservación de la materia o ley de Lomonósov-Lavoisier.

Le sigue la creencia de una partícula elemental básica indivisible que forma todas las cosas: el átomo; el cual se ha demostrado que existe. Ahora se sabe que el átomo está formado por otras partículas más pequeñas, con lo cual lo de indivisible no sirve, pero sigue siendo una partícula básica para la formación de todo.

A partir de la estructura de los átomos, muestra que éstos se mueven, en menor o mayor medida según como estén agrupados. Fenómeno demostrado ya que los átomos de los gases se mueven mucho más que los de los sólidos, aunque también se mueven.

Lucretius De Rerum Natura 1675 page 1.jpg

Primera página del Libro Primero de una edición de De Rerum Natura de 1675. «Lucretius De Rerum Natura 1675 page 1» por Lucretius. Edited by Tanaquil Faber – De Rerum Natura, libri sex. Disponible bajo la licencia Public domain vía Wikimedia Commons.

En otro ámbito, niega que el uso engendre una parte del cuerpo, sino al revés, lo que aparece engendra el uso. Es decir, niega la teoría de la evolución de Lamarck unos 1800 años antes de que se formule. Y lo que dice Lucrecio es cierto: la cola en los animales o las plumas en las dinosaurios/aves o la mano en los primates. Todas estas partes aparecieron una primera vez, sirvieron para algo y con el tiempo han ido teniendo otras funciones, aparte de la original.

También, en el ámbito de la evolución, se intuye una primera base en lo que sería más adelante la teoría de Darwin y Wallace, donde “solo sobreviven los más aptos”. Y esto se muestra en una explicación de porqué algunos seres creados por “la madre Tierra” no pudieron prosperar ni propagarse, ya que, tal y como se habían originado, no podían sobrevivir, no eran aptos (aquí se muestra que realmente lo que dice es para explicar la realidad de manera teórica).

Además, se expone una evolución de los humanos bastante acertada: la explicación de cómo eran los primeros hombres es muy parecida a cómo vivían los neandertales y los primeros sapiens, pues los describe como hombres más fuertes y duros y con una vida de cazador-recolector. También muestra como la “invención” del fuego, el uso de pieles, el establecimiento en un sitio, la construcción de casas… Es decir, toda la evolución cultural, permitió la creación del ente llamado familia, tal y como se entiende en sentido humano. Y de allí, a empezar con una sociedad primigenia, que evoluciona hasta lo que para Lucrecio es la sociedad avanzada: la romana y la griega.

“Pues tal como los niños tiemblan y de todo se espantan en las ciegas tinieblas, así a menudo nosotros en la luz tememos cosas que en nada son más espantables que las que en la oscuridad temen los niños e imaginan inminentes. Este terror, pues, y estas tinieblas del espíritu, necesario es que las disipen no los rayos del sol ni los lúcidos dardos del día, sino la contemplación de la Naturaleza y la ciencia.”

Para terminar con otro hecho que se ha demostrado, al explicar el relámpago, comenta: “los elementos sonoros siempre tardan más en llegar al oído que los que impresionan la vista”. Traducido, significa que la luz es más rápida que el sonido, cosa que es cierto.

Estos ejemplos no significan que Lucrecio sea el mejor científico de Roma ni el mayor filósofo de la historia . Otros grandes filósofos de las antiguas Grecia y Roma también propusieron en sus filosofías algunas cosas que con el tiempo se han acabado confirmando. E incluso hicieron grandes hallazgos en campos como la geometría (teorema de Pitágoras) o la física (principio de Arquímedes).

Pero no por eso hay que quitar mérito a las cosas que dijo.

DH

Anuncios

2 Comments on “Crítica de “De Rerum Natura”, de Lucrecio

  1. Me parece muy interesante este ejercicio que has hecho, porque a menudo sólamente vemos ciencia en el conocimiento generado a partir de su, digamos, formalización, pero es muy provechoso ver que muchas de las grandes preguntas fundamentales sobre la naturaleza de la materia o la biología de los organismos ya se plantearon en la Antigüedad, como muy bien cuentas, si bien algunas de las respuestas sólo pudieron abordarse de forma que hoy consideraríamos científica mucho después.

    Como biólogo te puede resultar interesante también, si alguna vez te animas, leer a Plinio y las obras dedicadas a los animales de Aristóteles. Obviamente la aproximación hay que hacerla en los términos en los que la haces aquí, buscando el contexto histórico e interesándote más por el tipo de preguntas que se hacen que por la certeza de las respuestas.

    Ahora bien, personalmente yo creo que te pasas tres pueblos reconociendo a Lucrecio anticipaciones de lo que serían teorías científicas del futuro. Un ejemplo muy claro es lo de los átomos (presente en Lucrecio, por lo que dices, pero recordemos que es original de Demócrito de Abdera). ¿Merece Demócrito un mérito especial en el descubrimiento de los átomos o en el desarrollo de los modelos atómicos? Pues yo creo que no. Cierto que resultó tener razón en el sentido de que la materia está compuesta de partículas, pero ¿hablar de átomos en la Antigüedad era algo más que una elucubración? Si la materia no huniese estado compuesta por partículas, sino por las variaciones en un todo continuo, hoy estaríamos elogiando a Parménides en lugar de a Demócrito. Otra cosa distinta, por ejemplo, es el reconocimiento de las distintas velocidades de luz y sonido, que sí que se pueden concluir a partir de observaciones perspicaces.

    Hablar de Lamarck o Darwin con Lucrecio hay que hacerlo con mucha más cautela, aunque sin duda es muy interesante que se planteara aspectos como la relación entre la función y el órgano.

    Lo dicho, tiene pinta de ser una lectura realmente interesante.

    Me gusta

    • Es importante entender que todo lo que sabemos ahora tiene orígenes o ecos en lo que se dijo hace muchísimos años.
      Es cierto que todo hay que cogerlo con pinzas y no al pie de la letra, como lo que he dicho de Darwin y Lamarck y lo de los átomos.
      Yendo a este tema que has comentado: Lucrecio sigue la filosofía de Epicuro, discípulo de Demócrito (que fue discipulo de Leucipo). Estos tres últimos fueron los primeros en hablar del átomo, como una manera de entender el mundo, y creo que son importantes para entender los orígenes de la teoría atómica, aunque no su descubrimiento, y merecen un mérito, francamente. No era una elucubración, para ellos era una certeza, aunque no tenían los medios para demostrarlo.
      Es posible que si el mundo tubiera otra teoría para explicar las cosas, se hablaría de otro filósofo y se le daría un cierto mérito.

      Por ahora he tenido suficiente con un filósofo, pero si me vuelve a entrar el gusanillo tendré en cuenta tus propuestas 🙂
      Me alegro que te parezca interesante.

      Un abrazo 🙂

      Me gusta

TALK to me

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

misedades.wordpress.com/

IMAGEN CORPORATIVA | COMUNICACIÓN

VueltaenterA

Neogeografía, apps y medio ambiente

Los Mundos de Brana

«I love physics with all my heart... It is a kind of personal love, as one has for a person to whom one is grateful for many things». Lise Meitner

AveNaturia

Un blog para conocer y disfrutar la naturaleza

Gaia's Mind

~ Inspired by nature • Historias en la naturaleza ~

Esquilant la Dolly

Esquilant la Dolly

Andanzas de un Trotalomas

Andanzas, aventuras y desventuras de un naturalista apasionado

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

UNA INVESTIGADORA EN APUROS

En constante estado metaestable desde la década de los 70

A %d blogueros les gusta esto: