Os presento… los Dinosaurios

Esta tercera entrega sobre la evolución trata el grupo fósil por excelencia: los dinosaurios. Qué son, cómo aparecieron, de donde vienen, quiénes son dinosaurios, quienes no… Pero la intención no es contarlo de una manera académica, como me pasó con la evolución de los vertebrados, ni como un conjunto de datos que os presento, que es la manera que lo hago habitualmente. La idea es contároslo como una historia.

Llevo un tiempo intentando que las entradas cuenten historias (independientemente de los cuentos que voy colgando de vez en cuando) que pueden captar al lector y facilitarle la comprensión de los conceptos que quiero presentar. Creo que lo conseguí con la Trilogía de El Novato del Campus Gutenberg y hoy espero hacer algo parecido. Así que sin más dilación, os presento… los dinosaurios.

La Familia

Todo el mundo ha oído hablar sobre los dinosaurios y sabe qué pinta tienen: reptiles enormes y feroces. La concepción ha ido cambiando desde los lentos monstruos que convivían con humanos de las cavernas (totalmente falso) hasta las ágiles fieras de Jurassic Park, terminando con los maravillosos animales de Caminando entre dinosaurios.

Quizá a partir de esta última obra, una gran serie de la BBC, sepáis un poco más sobre la evolución de estos animales prehistóricos, sus modos de vida, etc. Pero hay veces que sigue sin quedar claro quiénes son sus miembros y mucha gente los confunde.

El abuelo de los dinosaurios digamos que era un animal de mediano tamaño, que andaba sobre cuatro patas pero podía erguirse sobre las dos posteriores. Al mismo modo como lo hacen los monos o los suricatos actualmente. Este reptil se podría decir que también era el abuelo de los cocodrilos y de los pterosaurios (esos grandes animales voladores que vivieron con los dinosaurios, no eran dinosaurios).

Euparkeria BW.jpg

Representación de Euparkeria, uno de los “abuelos”. «Euparkeria BW» por Nobu Tamura (http://spinops.blogspot.com) – Trabajo propio. Disponible bajo la licencia CC BY 2.5 vía Wikimedia Commons.

Como toda familia, los hijos se van cuando son mayores. Pues, con los dinosaurios, los pterosaurios y los cocodrilos pasó lo mismo: con el tiempo (millones de años) se fueron diferenciando hasta ser animales diferentes y crear sus propios árboles evolutivos. El primero que se “marchó de casa” fue el padre de los cocodrilos, que terminó dando a unos bonitos hijos como los que vemos hoy en día (y algunos más que se quedaron por el camino).

De este modo, quedó el hermano pequeño. Éste tuvo dos hijos que crecieron diferente: uno prefirió empezar a acercarse al cielo (que dio a los pterosaurios) y el otro prefirió tocar de pies al suelo (que dio a los dinosaurios).

Así, el que quiso acercarse al cielo terminó teniendo una descendencia de alas enormes y lo conquistó. Tanto es así que lo dominó hasta el final del Cretácico, cuando se extinguieron, sin dejar que los pájaros (que existen desde el Jurásico) pudiesen volar libremente. De hecho, al grupo de los pterosaurios pertenece el ser volador más grande que jamás haya existido: Quetzalcoatlus, con una envergadura que ocuparía la distancia entre el punto de penalti y la portería de un campo de fútbol. Curiosamente, también hay un representante parecido a los Ikran de Avatar llamado Ikandraco.

Babies

Representación de Quetzalcoatlus. Fuente: Mark Witton

Representación de la cabeza de Ikandraco. La cresta en la mandíbula es lo que le hace parecer al Ikran de la película Avatar. Fuente: IFLScience

Volviendo al padre de los dinosaurios, quiero hablar sobre el hijo que tubo y se quedó en el suelo. Éste también se desarrolló y digamos que “creó” a la familia más importante que hubo sobre la faz de la Tierra durante unos cuantos millones de años (concretamente 163 millones de años, compartidos con sus parientes, queda claro). Esta familia, los dinosaurios, enseguida se dividió en dos ramas: los que tenían la cadera como un reptil (Saurisquios) y los que la tenían como un pájaro (Ornitisquios).

Evolution of dinosaurs ES.svg

Filogenia de los dinosaurios: a la izquierda están los saurisquios y a la derecha los ornitisquios. «Evolution of dinosaurs ES» por Evolution_of_dinosaurs_EN.svg: *Evolution_of_dinosaurs_by_Zureks.svg: Zureks derivative work: Woudloper (talk) derivative work: PePeEfe (talk) – Evolution_of_dinosaurs_EN.svg. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons.

Aun así, compartían rasgos propios familiares, sobre todo en el cráneo, vértebras, cadera y patas (es decir, en todo el cuerpo tenían estructuras idénticas o derivadas de ellas), algo así como lo de compartir un lunar en una parte del cuerpo entre hermanos o entre padres e hijos.

Con el tiempo, los dinosaurios fueron haciéndose únicos, aunque con esos rasgos propios. Pasamos de un animal de tamaño medio y (se cree que) bípedo a:

  • herbívoros con armaduras, pinchos, cuernos, crestas o garras (ornitisquios, a la parte derecha del gráfico superior);
  • gigantescos herbívoros cuadrúpedos de cuello largo, algunos de ellos los animales terrestres más pesados que hayan existido jamás (saurisquios, en la parte central del gráfico superior);
  • y un abanico de carnívoros temibles (saurisquios, en la parte izquierda del gráfico superior), desde grandes seres de más de 12 metros de largo hasta pequeños cazadores gregarios con garras capaces de destripar a cualquier ser vivo, pasando por un gran depredador con tendencias acuáticas, mezcla de pato y cocodrilo. Precisamente estos carnívoros temibles (entre los que apareció algún herbívoro, que sería la oveja negra de este lado de la familia) fueron los padres de los pájaros (sí, los pájaros son dinosaurios).

“Qué fuerte está este niño”, o como las abuelas ceban a los nietos para que crezcan

Los dinosaurios son reptiles, ya hemos dicho que son los “primos” de los cocodrilos, y son también familia lejana de lagartos, lagartijas, serpientes y tortugas. Estos animales suelen tener un tamaño reducido (hay excepciones) y necesitan el calor del Sol para activarse. Precisamente esto limita su tamaño.

Pero como he dicho, hay excepciones: algunos dependen un poco menos del Sol porque su gran tamaño les permite mantener su temperatura corporal. Que es lo que hacen los cocodrilos. Además, los que son grandes también se enfrían más lentamente. Así, más calentitos, más activos.

Igualmente, esta estrategia no termina de ajustarse a la familia de los dinosaurios. Y eso se sabe mirando los huesos. Digamos que un fémur es como el tronco de un árbol: si lo cortas, tiene anillos que muestran su crecimiento. Pues bien, nuestra familia dinosauriana tiene unos anillos que no se parecen a los del resto de reptiles, pero tampoco a los de las aves y mamíferos (que sería el caso contrario: su cuerpo es capaz de calentarse solo y mantener esa temperatura, por eso son activos y pueden llegar a grandes tamaños, aunque algunos sean muy pequeños).

Así, vemos que los dinosaurios son un punto medio: no dependen del ambiente tanto como el resto de reptiles, pero tampoco son capaces de mantener su temperatura corporal como los mamíferos y las aves. Esto les permitiría ser ágiles y grandes, pero comiendo relativamente poco, pues su energía no se centraría en mantener su cuerpo caliente.

Ahora, no todos los paleontólogos están completamente de acuerdo y faltan más estudios para corroborarlo al cien por cien.

DH

Anuncios

2 Comments on “Os presento… los Dinosaurios

  1. Pingback: Regreso al pasado con Jurassic World | Divulgador Herbívoro

  2. Pingback: Os presento… las Aves | Divulgador Herbívoro

TALK to me

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

misedades.wordpress.com/

IMAGEN CORPORATIVA | COMUNICACIÓN

VueltaenterA

Neogeografía, apps y medio ambiente

Los Mundos de Brana

«I love physics with all my heart... It is a kind of personal love, as one has for a person to whom one is grateful for many things». Lise Meitner

AveNaturia

Un blog para conocer y disfrutar la naturaleza

Gaia's Mind

~ Inspired by nature • Historias en la naturaleza ~

Esquilant la Dolly

Esquilant la Dolly

Andanzas de un Trotalomas

Andanzas, aventuras y desventuras de un naturalista apasionado

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

UNA INVESTIGADORA EN APUROS

En constante estado metaestable desde la década de los 70

A %d blogueros les gusta esto: