Cuentos de batalla para insectos

Hoy os presento tres historietas. Las dos primeras están basadas en el hallazgo de unas poblaciones de grillos silenciosas. Esto se ha debido a la presencia de una mosca parásita que localizaba a los grillos por su sonido. En pocas generaciones ha aparecido una mutación en estas poblaciones que las ha silenciado, evitando que la mosca los localice, siendo un claro ejemplo de evolución rápida. Además, la mutación de las dos poblaciones (una en la isla de Kauai y la otra en Oahu, en el archipiélago de Hawaii) ha sido independiente, afectando a genes distintos, siendo un ejemplo de convergencia evolutiva (con el añadido que se ha podido ver su origen, cosa que casi nunca es posible).

adaptación de los cuernos de los escarabajos rinoceronte

Forma y sección de los cuernos de los escarabajos rinoceronte. Fuente: Not exactly rocket science, sacada de McCullough et al, 2014. PNAS

La tercera historia parte de un estudio sobre los cuernos de los escarabajos rinoceronte. Se ha encontrado que la forma de los cuernos está relacionada con el tipo de lucha entre los machos de la misma especie, teniendo cada especie un tipo de lucho y cuernos distintos. Así, la sección de los cuernos (la forma del cuerno cuando lo cortas) está adaptada a la fuerza que reciben habitualmente y que usar un cuerno para otro estilo que no es el suyo, puede romperlo. El estudio se ha realizado gracias a modelos en 3D de los escarabajos y sus cuernos y a un software que permite hacer simulaciones de choques (como el que se usa para ver los efectos de los accidentes en coches).

La guerra del silencio: Kauai

Nuestra especie lleva generaciones luchando por la supervivencia. De hecho, toda nuestra historia como especie es una lucha por la supervivencia. Los grillos no es que seamos unos depredadores implacables y muchos animales se alimentan de nosotros, así que estamos acostumbrados a sobrevivir. Incluso nos matamos entre nosotros, porque los machos no nos podemos ni ver.

Pero llevamos tiempo que aún hemos tenido que luchar más, mucho más. Un nuevo enemigo lleva 72 generaciones hostigándonos: una mosca que nos parasita con su larva, que nos come por dentro. Toda mi familia ha muerto y durante un tiempo quedamos muy pocos.

Para que os hagáis una idea, vosotros humanos, cada generación nuestra dura unos 2 meses para vosotros. Pero realmente es el equivalente a un poco menos de 5000 años vuestros. Esto es mucho tiempo estando en guerra.

Por suerte, un error en uno de los nuestros nos dio la clave: la mosca nos localizaba por el sonido que hacemos los machos para atraer a las hembras. Lo supimos cuando el grillo con el error no podía hacer sonido. Ninguna mosca se acercó a él y no luchó más por su supervivencia que nuestros antepasados previos al parásito.

adaptación de las alas de los grillos

Alas de los grillos, de izquierda a derecha: ala de una hembra, ala normal de un macho, ala mutada de un macho de Kauai y ala mutada de un macho de Oahu. Fuente: Not exactly rocket science, sacada de Nathan Bailey.

Desde entonces, hemos vuelto a recuperar nuestra población, en poco menos de 20 generaciones (unos 2 años para vosotros humanos). Aunque no hayamos matado a nuestro enemigo, hemos salido victoriosos. Y ahora podemos seguir peleando entre nosotros.

Lástima que esté contando esta historia mientras una larva me está comiendo por dentro. Pero estoy tranquilo porque vamos a seguir luchando aunque yo no esté para verlo.

Epílogo: Oahu

Nuestra historia es parecida a la de Kauai. De hecho, es la misma. Las diferencias entre nosotros y ellos es que no tenemos memoria de cuánto tiempo llevamos luchando contra la mosca y que el error que nos silenció es diferente. Es curioso, no sería tan difícil que un grillo de Kauai viniera a Oahu y trajera su error. Pero no, tenemos nuestro propio error sin saber que ellos tenían el mismo problema. Y aún es más curioso que el resultado de los dos errores distintos sea el mismo.

adaptación de los escarabajos

Estilos de lucha de las diferentes especies de escarabajo rinoceronte estudiadas. Fuente: Not exactly roket science, sacada de McCullough et al, 2014. PNAS

Cuestión de cuernos

Algunos dicen que somos los animales más fuertes del planeta, en proporción a nuestro tamaño. Para nosotros, los escarabajos rinoceronte, es un motivo de orgullo, pues la fuerza es nuestra mejor carta de presentación. Somos luchadores, nos peleamos por las hembras. Pero a diferencia de los grillos (salvajes que llegan a comerse partes de sus contrincantes), nosotros solo intentamos tirar del árbol a nuestro oponente, intentamos apartarlos del camino para encontrar pareja.

Aunque no todos los hacemos del mismo modo. Y según dicen, nuestros cuernos definen la forma que tenemos de luchar. Por ejemplo, los escarabajos Golofa pelean como un espadachín para empujar a su rival, por esto tienen unos cuernos que si los cortas son más o menos redondos, ya que las fuerzas que aguantan pueden venir de casi todos los lados; y los escarabajos rinoceronte japoneses pelean usando sus cuernos para levantar desde debajo al rival, así que tienen cuernos con sección triangular porque la fuerza principal viene desde arriba. Y nosotros, los hércules, como usamos los cuernos como pinzas para derribar al oponente, nuestros cuernos son ovalados, porque las fuerzas vienen de arriba y de abajo.

Esto implica que nuestros cuernos son más gruesos donde reciben más fuerza. Y es más, peleamos mal si tenemos que hacerlo como alguna de las otras especies (y viceversa): nuestros cuernos están adaptados a nuestro estilo de lucha, otro estilo puede romperlos. Así, cada uno de nosotros tenemos los cuernos que nos tocan, modificados poco a poco para hacerlos perfectos para nuestros particulares estilos.

DH

 

PD: las equivalencias de las generaciones de los grillos y los humanos se han hecho mediante una aproximación. Teniendo en cuenta que un grillo vive entre un 1 mes y medio y un máximo de 3 meses, he cogido 2 meses como edad estándard de cada generación de grillos. Luego, ha cogido los años de relación entre los grillos y la mosca parásita (12, según el estudio), los he pasado a meses (144 meses) y he calculado cuántas generaciones habrían pasado (72). Para los humanos, he cogido como edad media 67 años y la he multiplicado por las generaciones que habían pasado, dando 4824 años (un poco menos de 5000 años).

Anuncios

One Comment on “Cuentos de batalla para insectos

  1. Pingback: Carreras armamentísticas de la naturaleza | Divulgador Herbívoro

TALK to me

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

misedades.wordpress.com/

IMAGEN CORPORATIVA | COMUNICACIÓN

VueltaenterA

Neogeografía, apps y medio ambiente

Los Mundos de Brana

«I love physics with all my heart... It is a kind of personal love, as one has for a person to whom one is grateful for many things». Lise Meitner

AveNaturia

Un blog para conocer y disfrutar la naturaleza

Gaia's Mind

~ Inspired by nature • Historias en la naturaleza ~

Esquilant la Dolly

Esquilant la Dolly

Andanzas de un Trotalomas

Andanzas, aventuras y desventuras de un naturalista apasionado

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

UNA INVESTIGADORA EN APUROS

En constante estado metaestable desde la década de los 70

A %d blogueros les gusta esto: