La muralla vegetal que quiere parar un desierto

Sigo un poco la dinámica de la entrada del lunes de la semana pasada (y de mi primer artículo en Principia, que saldrá en menos de una semana) y entro un otra vez en temas sociales relacionados con la ciencia.

Esta vez me acerco a un problema de índole climática: la desertificación. Cada año, 10 millones de hectáreas (un poco más que toda la Comunidad de Madrid) se convierten en desierto, afectando a unos 480 millones de personas.

Para evitar este aumento leí en un artículo en Investigación y Ciencia que se quiere llevar a cabo el proyecto de construcción de una muralla verde en África. Una muralla vegetal que cruce todo el continente, de este a oeste, para frenar el lento pero inexorable avance del desierto del Sáhara hacia el sur (250km desde principios del siglo XX).

Un proyecto faraónico

En Australia, país que es básicamente un desierto, controlan la expansión del desierto mediante irrigación controlada. Pero claro, estamos hablando de un país del primer mundo y que cuenta con recursos económicos. Entonces, ¿cómo se puede evitar en África?

Preventing desertification

Plantación para prevenir la desertificación.
Fotografía de Bert van Dijk

La muralla consistiría en una franja de 15 kilómetros de ancho formada por bosques y campos de cultivo, empezando en Senegal y terminando en Etiopía (o al revés, según como se mire).

Además, se fomentaría el mantenimiento de los campos, evitando su abandono, hecho que favorece la desertificación, y se mejoraría la producción. Es más, hasta se podrán explotar los árboles que se planten en el bosque (siempre de manera sostenible), ya que las especies escogidas ofrecen productos útiles: acacia Senegal (Acacia senegal ), que produce goma arábiga, datilero del desierto (Balanites aegyptiaca), con uso farmacológico y alimentario, y ciruelo indio (Ziziphus mauritanica), que produce frutos comestibles.

Pero la cosa no se queda ahí: las tres especies de árboles están adaptadas a ambientes secos y son fundamentales para el movimiento hídrico y de los nutrientes principales (nitrógeno, fósforo y carbono).

También se pretende favorecer la creación de cuencas de retención y otras actividades económicas sostenibles, y mejorar la gobernanza local y los servicios socioeconómicos.

Gum store

La goma arábiga tiene diferentes usos, aunque el más
importante es el alimentario. Fotografía de Ollivier
Girard para CIFOR (Center for International Forestry Research). 

Hombre y entorno

En Téssékéré, Senegal, se ha creado el Observatorio de la Relación Entre el Hombre y el Entorno (Observatoire Hommes-Milieux International, en francés), en el que se busca la manera que los plantones de vivero para crear los bosques crezcan más rápidos y sanos. De hecho, se ha visto que ayuda a su crecimiento la mezcla de tierra con termiteros abandonados.

También se fomenta la transmisión de conocimiento a los agricultores locales. Sobre todo en lo referente al uso de hongos micorrízicos y bioplaguicidas.

Los primeros son vitales cuando se encuentran en simbiosis con las raíces de las plantas en medios áridos o semiáridos: aportan nutrientes que la planta por sí sola no podría obtener, favoreciendo su crecimiento, y las protegen contra patógenos. Además, alrededor de este tipo de hongos suele haber otros microorganismos que también hacen simbiosis con las pantas y les aportan nutrientes.

Para introducirlos en las plantaciones se proponen dos opciones: rociar la tierra alrededor de las plantas con agua con hongos o mezclar, en la tierra de los plantones, raíces con los hongos presentes.

Los bioplaguicidas, en cambio, se basan en el uso de microorganismos presentes en el suelo de la zona y que generan sustancias contra organismos que atacan las plantas de interés. Así, un rociado de agua con estos microorganismos evitaría su muerte y mejoraría la productividad.

Arbuscular mycorrhizal fungus (AMF) ~100x

Imagen de microscopio de una raíz con hongos
micorrízicos (de color rojizo) en su interior.
Fotografía de Marc Perkins

Aparte, en el ámbito de la conservación, se permitiría hacer censos de las aves conforme se va formando la muralla, así como en el ámbito de la climatología se podría ver el efecto que produce en el clima.

Por otro lado, habría que vigilar los depósitos de agua para evitar la expansión de insectos portadores de enfermedades y habría que gestionar la relación entre ganaderos y agricultores, pues los primeros no quieren bosques porque les impiden el paso de sus rebaños. De este modo, la muralla presentaría “cortes” para permitir el paso de los rebaños, que así no se alimentarían de los brotes jóvenes (los plantones tardan unos 20-30 años para llegar a la madurez).

Los primeros pasos

Tal y como he dicho más arriba, es un proyecto faraónico y requiere la colaboración entre políticos y científicos. Por suerte, hay un país que ya ha empezado con la creación de la muralla: Senegal.

Entre 2008 y 2010 ha conseguido tener viveros con 8 millones de plantones, ha plantado 16000 hectáreas de bosque y ha excavado 4500 kilómetros de cortafuegos. Y sigue con el mismo ritmo. Por si esto fuera poco, también ha creado numerosos cultivos de productos con alto valor añadido.

Esperemos que con el tiempo, los demás países afectados también se puedan poner manos a la obra, ya que la desertificación no parará y afectará cada vez a más gente. De momento, la idea está y hay un ejemplo que seguir. El tiempo dirá si tendrá éxito.

DH

 

Referencia:

Bally, R. & Duponnois, R. “La gran muralla verde”. Investigación y Ciencia, Junio 2013, nº453.

Anuncios

TALK to me

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

misedades.wordpress.com/

IMAGEN CORPORATIVA | COMUNICACIÓN

VueltaenterA

Neogeografía, apps y medio ambiente

Los Mundos de Brana

«I love physics with all my heart... It is a kind of personal love, as one has for a person to whom one is grateful for many things». Lise Meitner

AveNaturia

Un blog para conocer y disfrutar la naturaleza

Gaia's Mind

~ Inspired by nature • Historias en la naturaleza ~

Esquilant la Dolly

Esquilant la Dolly

Andanzas de un Trotalomas

Andanzas, aventuras y desventuras de un naturalista apasionado

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

UNA INVESTIGADORA EN APUROS

En constante estado metaestable desde la década de los 70

A %d blogueros les gusta esto: