La sombra que oscurece la ciencia

Hace casi un año empecé la andadura de este blog con una crítica a la ciencia, concretamente a la corrupción. En esa entrada mostraba mi sorpresa al encontrar un mundo oscuro en mis inicios como investigador que me hicieron apartar de hacer ciencia. También comentaba la existencia del mercado negro de artículos y de los favoritismos de las grandes revistas.

Mochuelo de hoyo [Burrowing Owl] (Athene cunicularia minor)

Como a este mochuelo de hoyo me quedaron los ojos al encontrar todo este material… Foto de Barloventomagico.

Ahora, tras casi un año de ser divulgador y a punto de terminar el máster en comunicación científica, vuelvo a hablar sobre el tema. Esta vez, con más conocimiento y, quizá, madurez.

A lo largo de este tiempo, he ido recopilando artículos y noticias sobre casos que ensombrecen la ciencia. Que la equiparan al mundo que nos estamos encontrando. Obviamente no son mayoría pero sí que son muy vistosos. En resumen, la ciencia tiene trapos sucios.

Sesgos

Los investigadores son humanos. Son personas normales que hacen un trabajo que pocos entienden, pero personas normales. Y como humanos que son tienen sus ideologías, sus creencias y sus tendencias. No escapan de la sociedad.

Por este motivo tienen sesgos. Es decir, tendencia a dirigir sus estudios o a manipular (inconscientemente) los resultados, dirigiéndolos hacia los resultados que espera el investigador, aunque no sean los que realmente se deberían producir. Por suerte, el método científico lo minimiza. Ejemplos de este sesgo son las investigaciones que muestra Stephen Jay Gould en su libro “La falsa medida del hombre”.

Otro tipo de sesgo es el que se produce cuando ciertos estudios no se pueden realizar debido a un posicionamiento contrario con el ente político dominante. Ya sea por motivos éticos, religiosos o los que sean, a veces no se financian investigaciones por no estar a favor con los que mandan.

En este sentido, las nuevas políticas europeas en investigación y ciudadanía pueden añadir otro sesgo: el creado por la decisión de los ciudadanos sobre qué investigaciones son prioritarias. La verdad es que vendría influenciado por las líneas de investigación marcadas como preferentes por la Unión Europea.

Women of Science! #lego #researchinstitute #21110

Lego ha hecho una gran campaña por la mujer en la ciencia. Quizá así este sesgo desaparece. Foto de Matthew Sylvester.

Pero no solo la ideología o la religión producen sesgos a la hora de decidir qué estudio se debe financiar: el sexo (género) también es importante (también hay un sesgo por género a la hora de participar en experimentos médicos, pero ése no es el que me interesa ahora).

Un estudio presentado en 2012 demostró la existencia del sesgo por género. Es cierto que un estudio no suele decir mucho, pero que exista un estudio que muestre esto es algo que merece la atención. Aunque sea para intentar cambiar maneras de hacer.

El último sesgo que merece la atención es de publicación. Es decir, publicar o no publicar un estudio según sus resultados. No debería existir pero existe.

Todo conocimiento es necesario, aunque no sea el que uno espera. Y el hecho de que un experimento haya dado un resultado negativo puede servir para que los demás investigadores no sigan en esa dirección o para que intenten confirmarlo, rebatirlo o mejorarlo, modificando la metodología.

Considero que es especialmente importante en medicina. Ya que se prueban nuevos compuestos casi cada día, no está de más saber cuáles no funcionan o qué efectos negativos esconden. Es más, se ahorraría mucho dinero porque no se repetirían estudios con un mismo compuesto.

Este sesgo es el que quiere eliminar el movimiento AllTrials en Estados Unidos, el cual creo que es necesario que llegue a nivel mundial.

Mala ciencia

La verdad es que los sesgos no son lo peor que puede haber en ciencia. Como he dicho, los investigadores son humanos y tienen sus maneras de actuar y pensar, consciente e inconscientemente.

Actualmente hay un auge de la detección de fraudes en el ámbito científico. Muchos artículos se retiran al descubrirse que el estudio se ha manipulado, no se puede repetir o, directamente, es falso.

Los casos de Chen-Yuan Peter Chen, un taiwanés al que le han retirado alrededor de 60 artículos en un año, o Dong-Pyou Han, pillado manipulando los resultados de sus estudios en Estados Unidos y que le han obligado a devolver todo el dinero que le dieron para la investigación, no son únicos.

Yoshiki Sasai

Yoshiki Sasai, el coautor de los artículos retirados que se suicidó en agosto de este año. Foto de Mo Costandi.

Quizá el caso más mediático fue el de la investigadora japonesa que, a principios de este año, dijo haber conseguido convertir células normales en células madre con un ácido débil. Los resultados no se consiguieron repetir y, al final, la revista Nature retiró los artículos. Debido a esto, la vergüenza asoló a todo el centro de investigación japonés donde se hizo el estudio, hasta el punto que uno de los autores de la investigación se suicidó.

Estos casos demuestran que hay una brecha en el sistema científico (revisión de los artículos por pares y metodología de publicación), llegando a casos extremos de presión que provocan la presencia de malos artículos o, incluso, totalmente falsos y erróneos.

Esta brecha se ha demostrado muy grande en el caso de las revistas, sobre todo las que son open access. De esto ya hablé hace un tiempo en el blog, pero es que ha ido a peor y ha empezado a tener visibilidad con la aceptación y publicación de un artículo llamado “Get me off Your Fucking Mailing List” (“Sácame de Tu Puta Lista de Correo”, traducido al español), en el que se repetía esta frase una y otra vez.

Sean open access o no, el sistema de la revisión por pares (peer-review), es decir, que otros científicos valoren si un artículo es adecuado para ser publicado, tiene déficits. Algunas de las editoriales más importantes han tenido casos de fraude o falsificación de revisores debido a agujeros en el sistema informático de asignación de revisores. En los peores casos, el investigador que quería publicar el artículo llegaba a copiar la contraseña de otros investigadores, accediendo a sus cuentas para ofrecerse como revisor de su propio artículo.

Corrección y ética

Uno de los puntos fuertes de la ciencia es la puesta en duda de todos los trabajos y que se tengan que repetir para demostrar que los resultados son correctos. Si no se pueden repetir, hay que cambiar algo o el resultado no será válido.

Así, también es necesario cambiar cosas en el sistema de publicación de artículos y en la revisión por pares para conseguir el mejor trabajo posible. Algunas ideas vienen de la mano de reconocer la importancia de la revisión por pares a la hora de conseguir subvenciones, que se consigan hacer avances importantes o que no se premie la cantidad de artículos publicados, sino su calidad.

Otro aspecto que debe ser importante, no solo eso, sino indispensable en ciencia, es la ética. Tanto para evitar malos usos como para evitar todos estos casos de fraudes, falsificaciones, trabajos mal hechos, revistas depredadoras, etc. Oxford University ya se ha puesto manos a la obra, elaborando un código ético, penalizando y creando sistemas de detección y denuncia de estas acciones.

De este modo, aseguraremos que todos los hallazgos presentes y futuros sean válidos y no provengan de maneras de hacer censurables. Además, si la ciencia funciona bien, podrá servir como ejemplo y como motor de la sociedad que ha de venir.

DH

Anuncios

2 Comments on “La sombra que oscurece la ciencia

  1. Pingback: Ciencia honesta | Divulgador Herbívoro

  2. Reblogueó esto en Literariay comentado:
    Uno de los puntos fuertes de la ciencia es la puesta en duda de todos los trabajos y que se tengan que repetir para demostrar que los resultados son correctos. Si no se pueden repetir, hay que cambiar algo o el resultado no será válido.
    Así, también es necesario cambiar cosas en el sistema de publicación de artículos y en la revisión por pares para conseguir el mejor trabajo posible. Algunas ideas vienen de la mano de reconocer la importancia de la revisión por pares a la hora de conseguir subvenciones, que se consigan hacer avances importantes o que no se premie la cantidad de artículos publicados, sino su calidad.
    Otro aspecto que debe ser importante, no solo eso, sino indispensable en ciencia, es la ética. Tanto para evitar malos usos como para evitar todos estos casos de fraudes, falsificaciones, trabajos mal hechos, revistas depredadoras, etc. Oxford University ya se ha puesto manos a la obra, elaborando un código ético, penalizando y creando sistemas de detección y denuncia de estas acciones.
    De este modo, aseguraremos que todos los hallazgos presentes y futuros sean válidos y no provengan de maneras de hacer censurables. Además, si la ciencia funciona bien, podrá servir como ejemplo y como motor de la sociedad que ha de venir.
    DH

    Me gusta

TALK to me

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

misedades.wordpress.com/

IMAGEN CORPORATIVA | COMUNICACIÓN

VueltaenterA

Neogeografía, apps y medio ambiente

Los Mundos de Brana

«I love physics with all my heart... It is a kind of personal love, as one has for a person to whom one is grateful for many things». Lise Meitner

AveNaturia

Un blog para conocer y disfrutar la naturaleza

Gaia's Mind

~ Inspired by nature • Historias en la naturaleza ~

Esquilant la Dolly

Esquilant la Dolly

Andanzas de un Trotalomas

Andanzas, aventuras y desventuras de un naturalista apasionado

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

UNA INVESTIGADORA EN APUROS

En constante estado metaestable desde la década de los 70

A %d blogueros les gusta esto: