La ciencia ficción utópica tiene un futuro negro

Siempre he considerado la ciencia ficción como una herramienta a partir de la cual enseñar ciencia y tecnología. Pero su función principal (fuera de la puramente literaria) ha sido la de mostrar las capacidades del imaginario del hombre (y la mujer) para crear un futuro más desarrollado y aceptado ampliamente por la sociedad.

Los cohetes, los satélites, los ordenadores, los robots, la clonación… Muchos de los grandes avances del siglo XX tuvieron su predecesor en la ciencia ficción. Y en el momento en que se hacían esas predicciones, se solían presentar en un mundo futuro utópico (o al menos no catastróficos). Y eran esos futuros los que hacían que los avances fueran aceptables/deseables y aceptados/deseados.

Incluso se presentaban futuros utópicos cuando la realidad mostraba momentos convulsos, inciertos. Un ejemplo fácil (y además como homenaje al recientemente fallecido Leonard Nimoy, también conocido como Spock) es Star Trek: mostraba un futuro en que toda la humanidad vivía en harmonía, con colaboraciones entre los distintos países, y con un peso importante de la ciencia y la tecnología. Todo en plena Guerra Fría, con la tensión de una posible guerra nuclear.

portades scifi

Portadas de las distópicas Neuromancer (William Gibson) y de 1984 (George Orwell), y cartel de la utópica Cosas por venir (HG Wells) (de izquierda a derecha). Fuente: Wikipedia*.

Desfortunadamente, los futuros utópicos han desaparecido de la ciencia ficción. Lo que empezó como la versión punk, la contracorriente, de este genéro literario, con obras como Neuromancer, se ha convertido en lo que tanto odian los hipsters: en algo mainstream, es decir, en la corriente popular. También es verdad que, antes de la aparición del punk, ya encontramos obras distópicas, como 1984, de George Orwell.

La distopia (o futuros no favorables) se ha convertido en la moda actual: invasiones robóticas, guerras nucleares, catástrofes climáticas… Son el pan de cada día de la nueva ciencia ficción. Los jóvenes crecen pensando en mundos postapocalípticos, con miedo al desarrollo, a los avances, alentado por la situación de incertidumbre que existe actualmente.

Pero no solo son los jóvenes. Cada vez más adultos desconfían de la tecnología y, de rebote, de la ciencia, impidiendo con clamores populares el desarrollo de nuevos inventos y técnicas que podrían ayudar en el mundo actual y en el que tiene que venir.

Hunger_games

Portada de una de las distopías que adoran los jóvenes: Los juegos del hambre (Suzanne Collins). Fuente: Wikipedia*.

Además, como he dicho al principio, la ciencia ficción sirve para enseñar. Y ya hay profesores que, en las escuelas, introducen este tipo de obras (sobre todo en formato películas) para que los niños aprendan ciencia, tecnología, matemáticas y también inglés y otras asignaturas menos relacionadas. Dando así una formación más integral y no tan compartimentada. Este es el ejemplo de los recursos preparados en el Reino Unido con la colaboración del British Film Institute, Into Film y the Institute of Physics, entre otros.

Por este motivo, creo que es necesaria una ciencia ficción utópica: para que los jóvenes vean que se puede creer en un futuro mejor, un futuro en el que las ideas del ahora sean realidad cuando sean mayores, y que esas realidades les permitan tener una vida más adecuada. Casi podríamos decir que, actualmente, la ciencia ficción feliz, utópica, es punk. Y la que habla de “felices para siempre”, la más punk.

Y si no sirve para ser feliz, al menos que sirva para evadirse momentáneamente de los problemas del mundo real.

DH

 

*Referencias de las fotos:
- Neuromancer: "Neuromancer (Book)" by 
Derived from a digital capture (photo/scan) of the book cover 
(creator of this digital version is irrelevant as the 
copyright in all equivalent images is still held by the same party). 
Copyright held by the publisher or the artist. Claimed as fair use regardless.. Via Wikipedia - 
http://en.wikipedia.org/wiki/File:Neuromancer_(Book).jpg#/media/File:Neuromancer_(Book).jpg
- 1984: "1984first" by George Orwell; published by Secker and Warburg (London) - 
Brown University Library. 
Licensed under Public Domain via Wikipedia - 
http://en.wikipedia.org/wiki/File:1984first.jpg#/media/File:1984first.jpg
- Cosas que vendrán: "Thingstocomescifi" by Source. 
Licensed under Fair use via Wikipedia - 
http://en.wikipedia.org/wiki/File:Thingstocomescifi.jpg#/media/File:Thingstocomescifi.jpg
- Los juegos del hambre: "Hunger games" by Source. 
Licensed under Fair use via Wikipedia - 
http://en.wikipedia.org/wiki/File:Hunger_games.jpg#/media/File:Hunger_games.jpg
Anuncios

One Comment on “La ciencia ficción utópica tiene un futuro negro

  1. Pingback: El paso de la ciencia ficción a ciencia real | Divulgador Herbívoro

TALK to me

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

misedades.wordpress.com/

IMAGEN CORPORATIVA | COMUNICACIÓN

VueltaenterA

Neogeografía, apps y medio ambiente

Los Mundos de Brana

«I love physics with all my heart... It is a kind of personal love, as one has for a person to whom one is grateful for many things». Lise Meitner

AveNaturia

Un blog para conocer y disfrutar la naturaleza

Gaia's Mind

~ Inspired by nature • Historias en la naturaleza ~

Esquilant la Dolly

Esquilant la Dolly

Andanzas de un Trotalomas

Andanzas, aventuras y desventuras de un naturalista apasionado

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

UNA INVESTIGADORA EN APUROS

En constante estado metaestable desde la década de los 70

A %d blogueros les gusta esto: