Dejaron de estar solos

Con esta tercera entrega de las cartas de Gaia y Fe, se continúa la historia del universo. Después del origen del universo explicado en “Abrí los ojos“, hoy llegan otro origen.

Gracias otra vez a Isabel de MAB por la revisión del texto.


“Querida Gaia,

Hubo una vez que cuatro seres sobrevivían a duras penas. Desde que nacieron podían alimentarse, podían crecer, podían reproducirse y sabían que morirían. Pero también sabían que lo harían antes que sus compatriotas, porque no se alimentaban bien, no crecían suficientemente y se reproducían muy poco.

Tenían envidia y se sentían tristes. Lo intentaban todo, se esforzaban mucho, pero nada funcionaba. Ellos preguntaban que cómo lo hacían, qué trucos había. Algunos compañeros les contestaban, otros no. Todo el mundo veía que eran menos aptos, pero no se preocupaban.

Aquellos cuatro seres fueron a hablar con el primer ser, Luca, para exponer sus problemas y pedir soluciones. Luca les dijo lo siguiente:

  • Al principio, nuestro hogar no era apto. Antes de que yo apareciera, todo era peligroso, mucho más que ahora. Fuego salía de abajo y rocas gigantes venían de arriba; tierras se movían y rayos impactaban. Todo era peligroso, mucho más que ahora. Un día, apareció una estructura, quién sabe cómo. Y esa estructura era diferente, podía multiplicarse por sí sola, quién sabe cómo. Esa estructura se unió con otras que aparecieron, haciéndose fuertes juntas, quién sabe cómo. Y repitiendo estos procesos, aparecí yo, quién sabe cómo. ¿Entendéis dónde quiero llegar?

Los cuatro seres se miraron. Tenían dudas de si habían entendido lo que había dicho Luca, pero no querían contradecirle, así que asintieron y se fueron. Pero antes de dejar la presencia del primer ser, se oyó su voz:

  • También es verdad que quizá esa no sea la única explicación.

Entendiendo aún menos, se alejaron e intentaron sobrevivir, separándose para siempre.

Uno de los seres, llamado Sym, tardó poco en entender la respuesta. Poco tiempo después, se encontró con uno de los seres serviciales de Luca, llamado Biont. Éste le propuso vivir juntos, porque eran diferentes. Sym no lo entendió y Biont se lo explicó:

  • Tú produces algo que yo necesito para vivir y tú necesitas algo que yo produzco. Si nos unimos para siempre, ambos nos beneficiaremos y no tendremos que preocuparnos más.

Sym captó rápido las palabras de Biont, y entendió lo que les dijo un día el primer ser Luca. Aceptó al momento. Desde ese día, Sym y Biont se alimentaron, crecieron y se reprodujeron bien. De hecho más que bien, una vez se limaron los problemas de reproducción: separándose cada vez que tenían que dividirse y uniéndose justo después.

El segundo ser en encontrar la respuesta tenía por nombre Col. Col conocía a Nial, un ser como él, del mismo tipo. Se hicieron muy amigos e iban juntos a todas partes. Se compenetraban perfectamente. Llegó un día en que decidieron unirse físicamente, mejorando su relación. Desde entonce, Col y Nial parecieron un solo ser, y esto benefició su supervivencia. Con el tiempo, Col recordó las palabras de Luca y entendió qué quiso decir: no volvería a estar solo jamás.

Syncit fue el tercer ser que encontró la verdad. Y fue de casualidad. Tenía un problema grave: era muy tímido y no tenía relación con nadie. Hacía tiempo que no comía, que no crecía. Además, casi no se reproducía. La última vez que lo hizo, lo hizo mal: tan solo salió un núcleo, pero no se dividió. Decidió dejar de hacerlo y se preparó para morir.

Aun así, algo funcionaba de manera rara. No podía decir que mal, pero sí rara. Aunque decidió no comer, seguía produciendo estructuras para comer y seguía captando comida. Un día, oyó una voz:

  • Si tú quieres morir, hazlo, pero muérete solo y déjame vivir. Compartimos espacio y no haces nada. Me estorbas. Y para colmo, me has ignorado toda mi vida.

Syncit se dio cuenta de que era el otro núcleo. Pensaba que no era funcional, que era tonto o, es más, que estaba muerto.

  • ¿Has estado alimentándonos a los dos? ¿Por qué?
  • A ver, Syncit… Tú y yo somos el mismo ser. No solo tú eres Syncit, yo también lo soy, ¿entiendes? Por eso, si no te alimento, yo muero. Y no quiero morir. Si me ayudas y ambos trabajamos juntos, quizá, y solo quizá, dejamos de sobrevivir y empezamos a vivir. Esto es lo que quiso decir Luca.

Sorprendido por la revelación, el núcleo original de Syncit empezó a trabajar. Y funcionó. Los dos núcleos permitieron la supervivencia de todo el ser. Empezó a alimentarse bien, creció mucho y se reprodujo… si a acumular núcleos en su interior se le puede llamar reproducir. De vez en cuando, creaban membranas para limitar los núcleos, aunque jamás los separaban. Y así fueron prosperando.

Finalmente, quedó el último ser: Cell. El solitario pero necesitado Cell. Quería estar solo, pero también quería que le dijeran que querían estar con él. Sobrevivía a duras penas, peor que los otros tres. Tenía el alimento justo para crecer y, de vez en cuando, reproducirse. La última vez que lo hizo, lo hizo mal, pero no tan mal como Syncit: el ser resultante se dividió correctamente, pero se quedó pegado, no se separó. Cell empujó mucho, muchísimo. Se frotó, se aplastó contra piedras… no hubo manera.

Después de la última vez que quiso aplastarse, el ser pegado le empujó a él y le hizo caer… Ambos cayeron. Se dio cuenta de que el ser pegado también tenía vida.

  • ¿Por qué no te vas? ¿No puedes vivir solo? Me cuesta mucho mantenerme a mí, así que no puedo mantenerte a ti.

El otro ser se movió enérgicamente para decir que no. Y Cell, preguntó:

  • ¿No puedes hablar? ¿Por eso no has podido decirme que parara?

El otro ser se movió, pero esta vez diciendo que sí.

  • Entiendo… Y supongo que no te vas a ir, teniendo este problema. ¿Puedes alimentarte por tu cuenta?

El otro ser dijo que sí, otra vez. Y se lo demostró. Cell vio que era más eficaz que él, que comía cosas donde él no las veía.

  • Vaya, así que de allí puedo comer… Creo que nos vamos a beneficiar juntos… Bueno, vale, tienes razón, yo me voy a beneficiar de ti porqué podré comer donde no comía antes. Pero tú necesitarás decir cosas y ahí estaré yo para ayudarte. ¿Te puedo llamar Plur?

Plur aceptó, aunque no estaba seguro. Al principio fue duro, porque Cell no ayudaba a Plur a socializarse, pero poco a poco, la relación fue mejorando, hasta que fueron inseparables. Comían, crecían y se reproducían, acumulando seres. Al cabo de un tiempo, Plur y Cell eran una leyenda, una leyenda enorme, por la gran cantidad de seres que tenían a su alrededor. Y eso hizo que en algunos momentos tuvieran que separar partes de ellos mismos, que también prosperaron.

El tiempo dio la razón a estas colaboraciones, pues los descendientes de los 4 seres menos aptos que hubo durante un tiempo proliferaron y crecieron y cambiaron mucho. La decisión de trabajar juntos les permitió una mejor alimentación, mayor protección, nuevas relaciones entre sus partes, una movilidad mejorada y hasta una división del trabajo, con cada parte especializada.

Casi se podría decir que dominaron el mundo, pero no sería cierto, por dos motivos: porque los seres individualistas también cambiaron y estaban en todas partes, aunque no se les viera; y porque no se sabe con certeza cuál de los 4 linajes prosperó de verdad.

Lo único cierto que podríamos decir es que un descendiente de uno de los 4 tiene una carta que descifrar.

Con cariño y amor,

Tu abuelo Fe.”


 

DH

 

PD: para ir dando vida a los cuentos, me gustaría preguntaros si sabéis cuál es la temática que esconde esta carta. Si lo sabéis, no dudéis en dejar un comentario 🙂

PD2: podéis hacerlo con la primera carta también, aunque aquí he dado la solución.

Anuncios

2 Comments on “Dejaron de estar solos

TALK to me

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

misedades.wordpress.com/

IMAGEN CORPORATIVA | COMUNICACIÓN

VueltaenterA

Neogeografía, apps y medio ambiente

Los Mundos de Brana

«I love physics with all my heart... It is a kind of personal love, as one has for a person to whom one is grateful for many things». Lise Meitner

AveNaturia

Un blog para conocer y disfrutar la naturaleza

Gaia's Mind

~ Inspired by nature • Historias en la naturaleza ~

Esquilant la Dolly

Esquilant la Dolly

Andanzas de un Trotalomas

Andanzas, aventuras y desventuras de un naturalista apasionado

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

UNA INVESTIGADORA EN APUROS

En constante estado metaestable desde la década de los 70

A %d blogueros les gusta esto: