La importancia del conocimiento

Recordar a estas alturas de la partida la importancia de la ciencia parece una perogrullada. Pero no lo es tanto cuando uno se da cuenta del panorama actual y ve que los científicos no pueden seguir sus investigaciones y tienen que cambiar de profesión, que el gobierno va quitando ayudas a los proyectos de investigación y que la gente prefiere la cultura del cuerpo a la de la mente.

Todas las ciencias han aportado conocimiento. Esto es innegable, y para mí ya es por sí solo el fin que tiene que buscar esta vertiente de la cultura humana (no hay duda que la ciencia también es cultura). Pero muchos de los descubrimientos y hallazgos hechos mediante la ciencia han servido para hacer avanzar a la humanidad o para hacer más fácil nuestra vida.

Podría poner muchos ejemplos clásicos y os vendrían a la mente muchos otros, así que creo que es oportuno hoy mostrar la importancia de una disciplina que no suele tener mucha consideración práctica: la paleontología (y sus derivados), el estudio de la vida en la Tierra en el pasado.

fossils

Esta imagen del Museo Nacional de Historia Natural de París muestra diferentes fósiles de especies extinguidas. Los seres que ya no existen nos pueden decir mucho del pasado de la Tierra. Fotografía de Thomas Ricker.

Es posible que mirar fósiles no parezca tener mucha importancia en nuestro día a día, pero las investigaciones con seres extinguidos permiten relativizar los sucesos del presente. Ha habido muchos cambios climáticos, se han extinguido el 99% de las especies que han vivido en este planeta a lo largo de su historia, ha habido 5 grandes extinciones en masa anteriores a la actual…

Tal y como expone Mary H. Schweitzer, en un artículo para Investigación y Ciencia (septiembre 2014, nº 456, página 48): “Mediante un buen conocimiento del registro geológico de la diversidad, de las adaptaciones y de la variabilidad del clima podremos hacer frente a los retos del futuro.”

Estos eventos permiten mostrar que lo que está sucediendo ahora, ha sucedido otras veces (ojo, que no digo que el momento actual no sea grave). De cada uno de ellos, de cada aumento de temperatura, de cada ser que ha existido, podemos aprender muchas cosas. De esta manera, podemos prepararnos para afrontar los retos presentes y futuros. Porque si una cosa nos enseña el pasado, es que todo ha ocurrido al menos una vez.

Pero de nada sirve que existan estas enseñanzas, estos conocimientos, estas aplicaciones, si no se divulgan, si no llegan a todo el mundo.

recreacio passat

Esta representación muestra la vida y el hábitat que había hace 30 millones de años en Oregón, Estados Unidos. Conocer cómo eran los hábitats pasados y cómo cambiaron puede ayudar a entender la situación actual. Imagen del Bureau of Land Management Oregon and Washington.

Las revistas científicas tienen la función de ser el aparador de los conocimientos y el comparador de los científicos. Pero su lectura solo está restringido a ellos, sin dejar que la gente fuera del ámbito pueda entender lo que se dice (hasta incluso fuera de la disciplina en cuestión). Esta restricción les ha permitido ser uno de los negocios más rentables.

Solo en 2011, las editoriales científicas ganaron más de 17 mil millones de euros (algunas revistas llegan a costar 4500€ al mes), mediante un sistema perverso en el que terminan llevándose dinero público (el 70% de las suscripciones provienen de universidades públicas y centros de investigación financiados con dinero de todos).

Por suerte, esta mentalidad poco a poco está cambiando en favor de lo que se llama Open Acces, es decir, acceso abierto, formalizado en la Iniciativa de Acceso Abierto de Budapest (BOAI, en inglés). Este sistema permite que todo el mundo pueda tener acceso gratis a los trabajos de los científicos y los conocimientos que generan, ya sea porque son los propios autores quienes los suben a internet o porque los publican revistas online.

Obviamente esto es una amenaza para un negocio tan lucrativo como el de las editoriales científicas, así que intentan sacar tajada, ya sea poniendo un embargo (una exclusividad del artículo para la versión de pago clásica) que puede durar hasta dos años o haciendo pagar a los investigadores para que sea de acceso abierto.

Foto de revistas científicas: El conocimiento no debe ser exclusivo de unos pocos, pues termina siendo un producto que se puede vender, tal y como hacen las editoriales científicas. Por suerte, existen revistas con prestigio que permiten que todo el mundo pueda ver sus artículos gratis, como Public Library of Science (PLoS https://www.plos.org/). Fotografía de SPARC (https://www.flickr.com/photos/124830696@N05/14305698373/).

El conocimiento no debe ser exclusivo de unos pocos, pues termina siendo un producto que se puede vender, tal y como hacen las editoriales científicas. Por suerte, existen revistas con prestigio que permiten que todo el mundo pueda ver sus artículos gratis, como Public Library of Science. Fotografía de SPARC.

Pero el punto importante es que se haya planteado y se empiece a desarrollar este cambio. Que se consiga que todo el mundo pueda leer el conocimiento de primera mano. Otra cosa es que consiga entenderlo, ya que se usa un léxico y una forma de escribir un tanto peculiar, muy técnico.

Los divulgadores actualmente hacemos la función de “traducción” del conocimiento, pero cada uno tiene su manera de explicar las cosas (siempre con el máximo rigor posible). Por este motivo, creo que es necesario que la gente pueda llegar a la fuente del conocimiento y haga el esfuerzo. Si no lo entiende, ya estamos nosotros para explicarlo.

Porque, tal y como he dicho al inicio del artículo, la ciencia es importante. Y al ser importante, debe ser explicada a todo el mundo. Como la generadora de avances en la historia de la humanidad que ha sido, las personas deberían poder tener acceso libre a la ciencia y poder buscarlo donde más le apetezca, pero teniendo todas las opciones disponibles.

Por este motivo creo que el open acces debería ser el futuro de las publicaciones científicas y que si alguien quiere sacar beneficios con ellas, que lo haga, que maneras hay. Pero que deje que todo el mundo tenga la posibilidad de visitar el origen del conocimiento, porque cuanto más conozcamos, menos ignorantes y manipulables seremos.

DH

Anuncios

One Comment on “La importancia del conocimiento

  1. Pingback: Ciencia honesta | Divulgador Herbívoro

TALK to me

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

misedades.wordpress.com/

IMAGEN CORPORATIVA | COMUNICACIÓN

VueltaenterA

Neogeografía, apps y medio ambiente

Los Mundos de Brana

«I love physics with all my heart... It is a kind of personal love, as one has for a person to whom one is grateful for many things». Lise Meitner

AveNaturia

Un blog para conocer y disfrutar la naturaleza

Gaia's Mind

~ Inspired by nature • Historias en la naturaleza ~

Esquilant la Dolly

Esquilant la Dolly

Andanzas de un Trotalomas

Andanzas, aventuras y desventuras de un naturalista apasionado

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

UNA INVESTIGADORA EN APUROS

En constante estado metaestable desde la década de los 70

A %d blogueros les gusta esto: