La vida fuera de la Tierra

Esta es la segunda entrada sobre la vida. La semana pasada expuse el origen de la vida y qué necesita para existir. Hoy sigo con las necesidades de la vida, pero en otros planetas, por ejemplo, cómo debería ser un planeta para tener vida. También quiero mostrar qué tipo de señales pueden indicar la presencia de vida en un planeta.

La semana pasada terminé hablando de la gran cantidad de formas que ha adquirido la vida y la gran cantidad de lugares que ha colonizado. Y dije que algunos lugares son más aptos y otros menos aptos. Precisamente, en los lugares menos aptos es donde encontramos a las formas de vida extremas.

Los llamados extremófilos, son capaces de vivir en condiciones de mucho frío o mucho calor, de absoluta oscuridad o en entornos muy ácidos, básicos o salados, y hasta en el mismo espacio, con todo el vacío a su alrededor.

Formas de vida como las que encontramos en lagos subglaciales en la Antártida, a 800 metros de profundidad, o en la base de las plataformas de hielo de este mismo continente, o en minas subterráneas, o en el exterior de la Estación Espacial Internacional, o en la superficie de un cohete que ha hecho un vuelo suborbital.

Esta gran capacidad que tiene la vida de conseguir prosperar en entornos que parecen absolutamente inadecuados es una de las premisas que usan los astrónomos al buscar vida en otros lugares de la galaxia. Y, aunque solo se busque vida como la conocemos, esa adaptabilidad da esperanzas de encontrar vida extraterrestre en algún momento.

Fotografía de un tardígrado, uno de los seres vivos (un animal para ser exactos) más extremos y resistentes, por no decir el que más, pues es capaz de soportar condiciones realmente difíciles, como el vacío del espacio. Quizá la respuesta a esta resistencia está en su genoma (http://www.theatlantic.com/science/archive/2015/11/tardigrades-worlds-toughest-animals-borrowed-a-sixth-of-their-dna-from-microbes/417243/). Por Katexic Publications. https://www.flickr.com/photos/katexic/22318923511/

Fotografía de un tardígrado, uno de los seres vivos (un animal para ser exactos) más extremos y resistentes, por no decir el que más, pues es capaz de soportar condiciones realmente difíciles, como el vacío del espacio. Quizá la respuesta a esta resistencia está en su genoma. Por Katexic Publications

Una manera de saber si hay vida tal y como la conocemos en otros planetas es buscar biofirmas, es decir, presencia de indicadores que existan o hayan existido gracias a la vida, como puede ser el oxígeno (o su derivado, el ozono).

Aunque se conocen distintas formas de producir oxígeno que no implican la vida, generalmente la existencia de este compuesto indica la presencia de seres vivos, principalmente fotosintéticos (como las plantas, las algas o algunas bacterias). De hecho, hasta se podría usar como biofirma un pigmento como la clorofila.

El mecanismo por el que se pueden detectar las biofirmas es mediante la espectroscopia, es decir, el análisis del espectro de luz que absorben y/o emiten los elementos químicos. Todos ellos pueden absorber y/o emitir distintos colores y estos son distintivos de cada elemento. Así cuando usamos la espectrometría, miramos qué colores reaccionan con cada uno.

Cuando usamos esta técnica con las atmósferas de los planetas que son iluminados por sus estrellas, observamos la luz que pasa a través suyo y que nos llega. Observando qué colores reaccionan, vemos cuáles son los componentes de esa atmósfera.

Imagen del espectro de emisión del hidrógeno (luz que emite). El espectro de absorción tendría las bandas negras (luz que absorbe). Imagen sacada del curso online Super-Earths and Life, hecho por Harvard University a través de la plataforma de MOOC EdX.

Imagen del espectro de emisión del hidrógeno (las bandas claras muestran la luz que emite). El espectro de absorción tendría las bandas negras (luz que absorbe). Cada elemento presenta distintas bandas según su espectro. Imagen sacada del curso online Super-Earths and Life, hecho por Harvard University a través de la plataforma de MOOC EdX.

Cómo he dicho antes, no solo se pueden buscar gases como biofirmas, sino también pigmentos. Observando el brillo de la Tierra desde la Luna, se ha visto que hay una marca en el espectro de luz cercana a la región del infrarrojo. Esta marca pertenece a la clorofila.

Aunque difícilmente se encontrará un planeta con vida que tenga clorofila, lo que sí que se puede hacer es buscar la marca espectral que tienen diferentes pigmentos. Para hacerlo, unos investigadores están creando una base de datos con el color que tendría un planeta dominado por bacterias y mirando cuál es el espectro de luz de sus pigmentos.

Las bacterias usadas pertenecen a muchos ambientes distintos (algunos extremos como los extermófilos comentados antes) y son capaces de procesar componentes que para nosotros serían tóxicos. Y se usan estas bacterias porque es muy probable que si otro planeta contiene vida, no utilice los mismos compuestos que en la Tierra.

Aun así, los astrónomos están buscando planetas fuera del Sistema Solar que tengan unas características parecidas a las que hay en la Tierra, pues es el único planeta que conocemos con vida. Según René Heller, en un artículo publicado en la revista Investigación y Ciencia, el planeta idóneo para albergar vida tendría las siguientes características:

  1. Una masa dos veces superior a la de la Tierra (una supertierra);
  2. Una superficie con abundante presencia de rocas, hierro y con agua líquida. Esto implicaría dos cosas: que sería un planeta rocoso y que estaría dentro de la zona de habitabilidad de su estrella (la distancia adecuada de la estrella al planeta para que haya agua líquida);
  3. Orbitar una estrella de tipo K, es decir menos luminosa y caliente que el Sol (tipo G), pero más longeva. Este hecho significaría que la zona de habitabilidad (y el planeta) estarían más cercanos de lo que lo están la Tierra y la zona de habitabilidad del Sistema Solar respecto al Sol.
Imagen de una Supertierra: Gliese 832C. De Global Panorama. https://www.flickr.com/photos/121483302@N02/14577474054/

Dibujo de un exoplaneta prometedor: la supertierra Gliese 832C. De Global Panorama

¿Y qué implicaciones tendrían estas características para el planeta? Pues que podría mantener su calor interno (con la presencia de volcanes y tectónica de placas, como en la Tierra) y que el movimiento convectivo del núcleo (el movimiento de los fluidos cuando hay diferencia de temperatura según la altura/profundidad) generaría un campo magnético que protegería el planeta de los rayos cósmicos y las erupciones solares. Además, al tener más masa, tendría más gravedad, de manera que el paisaje sería más plano y la atmósfera más gruesa (cosa que mejoraría su efecto de pantalla contra la luz ultravioleta) que en la Tierra.

Obviamente, el aspecto más importante de todos es la presencia de agua (si es en forma líquida, mucho mejor). Por suerte, con los años y las investigaciones, se ha visto que el agua no es un elemento tan raro como podría parecer. De hecho, un estudio mostró que el agua parecía ser más antigua que el mismo Sistema Solar, ya que parece que estaba presente en la nube de gas y polvo que lo originó.

Esto explicaría la presencia de agua en otros puntos del Sistema Solar e implicaría que otros sistemas también podrían tener agua antes de su formación. Con lo que se puede deducir que no sería raro que sus planetas tuviesen este imprescindible compuesto para la vida.

DH

 

Referencias no enlazadas

Fox, D. 2015. “Vida bajo el hielo antártico”. Investigación y Ciencia, nº 468: 28-35.

Super-Earths and Life. Curso online de la Harvard University a través de la plataforma de MOOC EdX.

Heller, R. 2015. “Más acogedores que la Tierra”. Investigación y Ciencia, nº462: 18-25.

Anuncios

4 Comments on “La vida fuera de la Tierra

  1. sembla forÇa complicat. Pero tambe es veritat que tenen molt clar el que buscan I o as explicat de manera entenedora.

    Me gusta

  2. Pingback: ¿Por qué no encontramos vida? | Divulgador Herbívoro

  3. Pingback: ¿Dónde podemos encontrar vida? | Divulgador Herbívoro

TALK to me

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

misedades.wordpress.com/

IMAGEN CORPORATIVA | COMUNICACIÓN

VueltaenterA

Neogeografía, apps y medio ambiente

Los Mundos de Brana

«I love physics with all my heart... It is a kind of personal love, as one has for a person to whom one is grateful for many things». Lise Meitner

AveNaturia

Un blog para conocer y disfrutar la naturaleza

Gaia's Mind

~ Inspired by nature • Historias en la naturaleza ~

Esquilant la Dolly

Esquilant la Dolly

Andanzas de un Trotalomas

Andanzas, aventuras y desventuras de un naturalista apasionado

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

UNA INVESTIGADORA EN APUROS

En constante estado metaestable desde la década de los 70

A %d blogueros les gusta esto: