Planetas Vivos

Esta es la última entrada sobre astrobiología. Las últimas cuatro semanas he estado hablando sobre la vida, la Tierra, los exoplanetas, sus características, etc. Así que hoy os traigo un pequeño cuento que junta algunas de las cosas que he comentado.

También es la última entrada del año. No voy a hacer un repaso de cómo ha sido, pero sí que quiero agradecer a todos los que habéis dedicado un minutito a leer algunos de mis posts. Y espero que sigáis apareciendo de vez en cuando el año que viene. Estaré esperándoos encantado, con los brazos abiertos.

Dicho esto, felices fiestas y próspero año nuevo. Disfrutad del cuento, aunque no sea navideño 😉


 

Érase una vez el planeta X. No tenía vida, estaba lleno de volcanes y lava por su superficie, y constantemente era impactado por asteroides. Giraba alrededor de su estrella sin darse cuenta. En su mismo sistema estelar había cuatro planetas más que tampoco tenían vida. Durante mucho tiempo, este sistema estelar siguió así, durmiente, con los planetas girando alrededor de su estrella, que les aportaba luz y calor.

Con el tiempo, X se fue enfriando, formando una corteza gruesa cubierta completamente por agua líquida. Como estaba relativamente cerca de su estrella, el agua estaba caliente y se evaporaba, pero gracias a su densa atmósfera, esta volvía a la superficie en forma de lluvia.

Un día, empezó a notar algo. Era una sensación como de quien está despertando de un sueño eterno y profundo. No era consciente de lo que le ocurría, pero algo en su ser había cambiado. Desde ese día la existencia de X no volvió a ser igual. Poco a poco llegó a ser consciente de sí mismo. Aprendió que la sensación que notó se llamaba Vida y que gracias a ella despertó.

Vida empezó a crecer en el fondo de sus aguas y allí generó el primer gran cambio para X: su agua se volvió oscura, casi negra. Vida estaba formada por unos organismos muy pequeños que necesitaban la luz de su estrella y, como esta emitía poca, el color oscuro fue seleccionado porque permitía una mayor supervivencia.

Postal habitual del planeta X en sus inicios. Fotografía del Etna por gnuckx. https://www.flickr.com/photos/gnuckx/5711271507/in/photostream/

Postal habitual del planeta X en sus inicios. Fotografía del Etna por gnuckx

Esta misma selección permitió que los organismos cambiaran y que Vida se volviera más compleja y diversa, hasta que llegó a estar formada por muchos organismos distintos. Uno de los más complejos creó enormes islas flotantes en el agua que permitieron colonizar la superficie. Estos se beneficiaron del segundo gran cambio que experimentó X: su atmósfera había cambiado de composición y permitía la existencia fuera del agua.

X descubrió que Vida estaba absolutamente ligada a él y dependía de su funcionamiento interior. Pero también entendió que él dependía de Vida, ya que su presencia había provocado cambios en el funcionamiento de sus sistemas. Su relación formó un ciclo cerrado con todas las partes implicadas, que acabó generando un equilibrio que se mantenía estable gracias a la interacción bidireccional de Vida con X.

Feliz por darse cuenta de que iba a existir mientras Vida existiera, también vio que estaba solo y que no podía compartir la felicidad de estar vivo. Pero lo que no sabía X era que el planeta Z, uno de sus vecinos del sistema planetario donde vivía, también había despertado y que tenía otra Vida.

Z era un planeta más lejano que X, de manera que era más frío. También estaba cubierto completamente por agua, pero en este caso la parte más superficial era hielo y tan solo había agua líquida por debajo de la corteza helada. La Vida de Z se desarrolló alrededor de los numerosos pequeños volcanes sumergidos, que calentaban el agua y provocaban grietas en la superficie helada.

Así imagino yo las islas flotantes que creó una de las formas de Vida del planeta X. Fotografía de lulla dario. https://www.flickr.com/photos/lulla-dario/254867807/in/photolist-9abbRP-nWkWrF-dGYaus-8ykqJY-5F4aee-qEQDmE-4PHZHu-opqXB-g2uAtH-pZrpsk-9o4P62-82hoAF-oNaLtw-fLipf-owgzk-owgjx-5yVoap-agyQmi-2Fa5o4-abFzp-6rYscS-owgJH-L4Say-7A4scR-fLit2-bjLEHX-owgny-owgBd-8H4xSP-fLir5-8kgEE-9ne7iz-fLinA-owgj1-8AKp8D-KJ6j-KJ5p-4PHYbU-KJ6c-KJ6x-aEmzGK-WZ3eL-WZzx9-owgod-X1ppW-X264d-6u52gP-WZyiu-X1xZb-WXqHe

Así imagino yo las islas flotantes que creó una de las formas de Vida del planeta X. Fotografía de lulla dario

Esta Vida evolucionó más lentamente que la de X, pero tuvo la fortuna que uno de sus organismos se hizo inteligente. Este organismo inteligente (al que llamaremos OI) creó la tecnología suficiente para visitar los planetas vecinos.

Un día el OI llegó al planeta X y este se convirtió en el planeta más feliz del Universo. ¡No estaba solo! Y además era uno de sus vecinos. El OI informó a Z de la presencia de Vida en X, y ambos planetas se pusieron en contacto, mediante el OI. Lloraron por el hecho de no estar solos, felices de tener alguien parecido, aunque pronto vieron cómo de diferentes eran sus Vidas. X tuvo envidia de Z, pues no en él no había evolucionado un OI, mientras que Z tuvo envidia de X, que no había podido tener Vida en su superficie.

Aun así, se hicieron buenos amigos y aprendieron mucho el uno del otro. Reconocieron que si no hubiera sido por el OI de Z y por la Vida superficial de X, difícilmente hubieran sabido de la singularidad que los hacía únicos. Decidieron que empezarían a buscar más planetas con Vida y que usarían a X como antena aprovechando que tenía Vida en la superficie y que la tecnología del OI de Z estaba muy desarrollada. La función de Z sería la de interpretar los datos.

Se pasaron mucho tiempo buscando señales, enviando mensajes, pero no sabían hacia dónde enviarlos, así que lo hacían indiscriminadamente. Tampoco conocían otras maneras de buscar Vida, así que no tenían más remedia que usar esta técnica.

Para mí, el planeta Z sería como Europa, la luna de Júpiter. Imagen tomada por la misión Galileo Europa, de la NASA, que terminó en 2003. La fotografía ha sido subida por Stuart Rankin. https://www.flickr.com/photos/24354425@N03/15671280307/

Para mí, el planeta Z sería como Europa, la luna de Júpiter. Imagen tomada por la misión Galileo Europa, de la NASA, que terminó en 2003. La fotografía ha sido subida por Stuart Rankin

Y justo cuando parecía que iban a darse por vencidos, recibieron una visita. Era una pequeña nave, como las que creaba el OI de Z. La nave paso por X y escucharon el mensaje que envió a su hogar. Decía: “por fin hemos encontrado Vida, venid”. X y Z se pusieron muy contentos al saber que había más planetas con Vida. Decidieron enviar un mensaje en la misma dirección. “Os estamos esperando”, decía este.

Lo que no sabían era que el OI del nuevo planeta tardaría mucho en llegar y, cuando lo hizo, aterrizando en X, empezó a poner su tecnología y a derribar las construcciones del OI de Z, eliminando la comunicación de X con Z, cosa que asustó a ambos planetas. Pero fue peor cuando empezaron a coger los organismos superficiales de la Vida de X y cuando perforaron al planeta, dañándolo. Este empezó a sentirse debilitado, hasta que un día le arrebataron la última forma de Vida. X volvía a ser un planeta dormido, inerte. El OI asesino terminó yéndose.

Z, horrorizado, decidió quedarse callado para siempre, obligando a su Vida y su OI a no volver a salir del planeta. Desde ese día, dejó de buscar más Vida, porque había visto que no siempre era buena.

Es posible que ese sea uno de los motivos por los que no hemos encontrado vida extraterrestre aún, tal y como propone la paradoja de Fermi, pero lo que quiero remarcar en este cuento es el hecho de que la presencia de vida convierte a un planeta en un “ser vivo”, capaz de regular sus características y mantener una homeostasis, en una interacción permanente entre la vida y el planeta. Tal y como lleva defendiendo James Lovelock durante muchos años.

DH

Anuncios

2 comentarios el “Planetas Vivos

TALK to me

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

misedades.wordpress.com/

IMAGEN CORPORATIVA | COMUNICACIÓN

VueltaenterA

Neogeografía, apps y medio ambiente

Los Mundos de Brana

«I love physics with all my heart... It is a kind of personal love, as one has for a person to whom one is grateful for many things». Lise Meitner

AveNaturia

Un blog para conocer y disfrutar la naturaleza

Gaia's Mind

~ Inspired by nature • Historias en la naturaleza ~

Esquilant la Dolly

Esquilant la Dolly

Andanzas de un Trotalomas

Andanzas, aventuras y desventuras de un naturalista apasionado

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

UNA INVESTIGADORA EN APUROS

En constante estado metaestable desde la década de los 70

A %d blogueros les gusta esto: