Quizá tienes un asesino en casa sin saberlo

Como algunos sabéis, no les tengo ningún aprecio a los gatos como mascotas (es más, los odio). De hecho, ya lo he comentado anteriormente en el blog, pero hoy quiero ir un poco más lejos en cuanto a este tema.

Para empezar, quiero volver a poner los datos, porque son impactantes: cada año en el Reino Unido mueren más de 55 millones de pájaros a manos de gatos domésticos y en Estados Unidos matan a más de 25 mil millones de animales (solo en la parte rural del estado de Wisconsin – más o menos un territorio del tamaño de Andalucía – pueden llegar a matar casi 220 millones de pájaros al año). Aún más impactante es el dato que encontramos en Australia: cada DÍA mueren 75 millones de animales autóctonos por culpa de los gatos. Pero eso no es todo: los gatos están relacionados con la extinción de 16 especies de vertebrados y son considerados una especie invasora en muchas islas.

Con todo esto podemos decir que los dueños de gatos viven con un asesino en serie y no lo saben. Estoy seguro que hay gatos que no salen de casa y no causan ninguna muerte (a esos no los odio; además, viven más), pero los que salen en algún momento cazan. Y a estos hay que sumarles los gatos asilvestrados que matan 3 veces más animales que los domésticos.

Detrás de esa elegancia y majestuosidad que tienen les gatos, se esconde un terrible depredador, como todo buen felino. Aunque mucha gente no se da cuenta. Fotografía de skepticalview. https://www.flickr.com/photos/castorgirl/6110804384/

Detrás de esa elegancia y majestuosidad que tienen les gatos, se esconde un terrible depredador, como todo buen felino. Aunque mucha gente no se da cuenta. Fotografía de skepticalview.

¿Y por qué los gatos provocan estas masacres en el reino animal y no los perros? Pues parece ser por la diferencia de tiempo entre la domesticación entre unos y otros. El perro hace mucho más tiempo que es un animal doméstico, comparado con el gato. Eso explicaría que el gato aún mantuviera características de sus antepasados salvajes. Motivo también por el cual suele sobrevivir si se le abandona y por el que es fácil que se cruce con las diferentes subespecies de gato salvaje (la especie original).

Se cree que los gatos aparecieron por primera vez relacionados con los humanos hace más de 9000 años, pero fue en el Antiguo Egipto cuando se empezaron a domesticar, hace 4500 años. En todo este tiempo, parece ser que los gatos fueron atraídos a los asentamientos humanos por la gran cantidad de roedores que se alimentaban de la comida almacenada por los humanos. Con el aumento de su popularidad y de la población humana, el número de gatos se ha disparado (se estima que la población en el mundo es de 600 millones).

PROPIETARIOS

Uno de los principales problemas es que los propietarios de gatos se niegan a aceptar que viven con un asesino (sobre todo si se tiene un comedero para pájaros en casa; se sabe que depredan unas 39 especies de pájaros distintos en zonas urbanas y suburbanas) y no quieren que se tome ninguna medida que no tenga en cuenta el bienestar del animal. O lo que es lo mismo, les da igual la fauna salvaje que pueda morir en manos de sus mascotas, mientras ellas estén bien.

Afortunadamente, no todos los propietarios piensan así, pues algunos de ellos también son amantes de la naturaleza (hay incluso ornitólogos, toda una contradicción vistos los datos). En este sentido, se han ideado diferentes métodos para conseguir reducir el número de capturas que llevan a cabo los gatos cada día. Estos métodos consisten en hacer más detectables a estos animales por parte de sus presas. De hecho, se han ideado collares vistosos, collares con cascabeles y collares que hacen pitidos.

Gato con el collar Birdbesafe bien visible. El collar es muy eficaz a la hora de evitar la muerte de pájaros, animales que se valen de la vista para detectar depredadores, ya que hace a los gatos mucho más visibles. Con mamíferos el efecto no es tan bueno porque se basan más en el olfato. Fotografía de la web de Birdbesafe. http://www.birdsbesafe.com/

Gato con el collar Birdbesafe bien visible. El collar es muy eficaz a la hora de evitar la muerte de pájaros, animales que se valen de la vista para detectar depredadores, ya que hace a los gatos mucho más visibles. Con mamíferos el efecto no es tan bueno porque se basan más en el olfato. Fotografía de la web de Birdbesafe.

Y los resultados en todos los casos han sido bastante positivos: los collares vistosos (llamados Birdbesafe), ideados por una ornitóloga con un gato, Nancy Brennan, parecen tener un impacto muy beneficioso para los pájaros sobre todo en primavera, ya que mueren 19 veces menos que sin los collares, aunque para otros grupos animales el impacto no es tan grande; los que llevan cascabeles también muestran efectos positivos, ya que han bajado un 50% las capturas, aunque se sabe que algunos gatos han adaptado su estrategia de caza para que no suenen los cascabeles; y los terceros también funcionan, ya que mueren un 81% menos de pájaros y un 45% menos de mamíferos, pero no gustan demasiado a los propietarios de gatos por su aspecto extraño.

Otra opción para los propietarios es participar en proyectos de ciencia ciudadana que permitan conocer dónde van los gatos cuando salen de casa y qué comen. Tener este conocimiento puede servir para entender mejor el comportamiento de los gatos y evitar de alguna manera el impacto que tienen sobre la fauna salvaje.

ASILVESTRADOS

Antes he comentado que los gatos, si se abandonan, pueden adaptarse y sobrevivir de manera relativamente fácil. Pero estos gatos abandonados no son lo mismo que los gatos asilvestrados. Estos últimos son descendientes de los primeros, pero jamás han tenido contacto con los humanos (no les han dado comida, ni cuidados, etc) y han vuelto a su estado salvaje.

No tienen ninguna diferencia comportamental con un lince o un puma y ya no son animales domésticos. Estos son el principal problema, porque son los que causan más muertes. Y no solo viven libres en la naturaleza, sino también en las ciudades.

Gatos asilvestrados en Hawaii, donde son considerados una especie invasora (http://dlnr.hawaii.gov/hisc/info/species/). Fotografía de Sara Golemon. https://www.flickr.com/photos/pollita/265254657/in/photolist-7KfpNC-BJrtF-35oKFy-2qN6kv-evpQcM-2qN6mZ-evsXwq-6QVjgZ-282h2-6QVjh4-evsTfY-BJrtB-7S6MCp-F3eXB-evsWfC-BJnB1-q9iL7s-evsY47-evpSgT-pruYa-83iQ3W-6r9Vxp-8iRFEH-89gVA4-BJoUA-7dyg12-7hNGUj-5jLrp-BJnAW-BJnB2-BJ89z-BJ89x-BJ89B-BJ7mr-7V5f5u-BJ7mo-BJ7mp-BJ7mz-BJ7my-BJ7mw-wvB32-oWfP5-wHJKjJ-BJt8e-BJt8d-BJhBT-n3A9kK-82zv6m-7v31xg-73FcjU

Gatos asilvestrados en Hawaii, donde son considerados una especie invasora. Fotografía de Sara Golemon.

Los gatos asilvestrados son los causantes de la muerte y extinción de muchas especies en islas (favorecido por el carácter dócil de las especies insulares). Por eso mismo el gato es considerado una plaga en ciertos lugares del mundo y una de las peores especies invasoras que existen. De hecho, el dato de los 75 millones de animales muertos al día en Australia está basado en los 18 millones de gatos asilvestrados que hay. Por este motivo, el Gobierno australiano quiere matar dos millones de estos para ayudar a la fauna amenazada autóctona.

Parece muy exagerada una medida de este tipo, pero difícilmente hay otra opción. Quizá se podría aplicar una esterilización en masa, pero no evitaría el impacto presente. Además, hay que tener en cuenta que no pueden ser adoptados porque no podrían vivir con los humanos, aunque acepto que pueda haber excepciones, porque son animales salvajes.

Así, la cuestión de fondo es: ¿qué tiene preferencia: una sola especie abundantísima que gusta a la gente por ser su mascota o decenas de especies amenazadas salvajes que se pueden extinguir? Yo lo tengo claro, aunque las acciones que se tengan que tomar no sean de mi agrado (y eso que odio los gatos, pero al fin y al cabo son seres vivos).

DH

 

PD: me llegó el caso de que en el delta del Llobregat, una zona protegida justo al lado del aeropuerto de Barcelona, se puso un cartel que pedía a la gente que no alimentara a los gatos que había allí, pues los atraía a una zona con una elevada biodiversidad (comparado con los alrededores) y depredaba las especies que vivían allí (algunas de ellas protegidas). El cartel fue destrozado por las mismas personas que daban de comer a los gatos.

 

Información extra:

Weisman, A. (2012). El mundo sin nosotros. Páginas 269-271. Ed. Debolsillo.

Anuncios

TALK to me

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

misedades.wordpress.com/

IMAGEN CORPORATIVA | COMUNICACIÓN

VueltaenterA

Neogeografía, apps y medio ambiente

Los Mundos de Brana

«I love physics with all my heart... It is a kind of personal love, as one has for a person to whom one is grateful for many things». Lise Meitner

AveNaturia

Un blog para conocer y disfrutar la naturaleza

Gaia's Mind

~ Inspired by nature • Historias en la naturaleza ~

Esquilant la Dolly

Esquilant la Dolly

Andanzas de un Trotalomas

Andanzas, aventuras y desventuras de un naturalista apasionado

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

UNA INVESTIGADORA EN APUROS

En constante estado metaestable desde la década de los 70

A %d blogueros les gusta esto: