La teoría de la evolución también evoluciona

Hay animales y plantas que se han convertido en símbolos, que su nombramiento o su visión se asocian a distintos conceptos. Uno ejemplo de esto es la jirafa. La jirafa siempre estará relacionada con Jean-Baptiste Lamarck y su propuesta de evolución, llamada lamarckismo (también transformismo). Esta propuesta consistió en que los caracteres más desarrollados por un individuo permiten su modificación, mientras que los menos desarrollados promueven su atrofia, y que esa modificación era heredada por sus descendientes. En el caso de la jirafa, el simbolismo implica la explicación del alargamiento de su cuello.

Para desgracia de Lamarck, su propuesta se terminó perdiendo en favor de la teoría evolucionista de Darwin, llamada darwinismo, explicada anteriormente en el blog. Ni la jirafa se salvó de cumplir con la teoría de Darwin y recientemente se ha encontrado una especie fósil que es un paso intermedio en el alargamiento del característico cuello de este animal. El pariente vivo más cercano a la jirafa es el okapi, un mamífero africano que tiene el cuello corto. Así que en algún momento el cuello de la jirafa empezó a alargarse y en ese punto encontramos a Samotherium major, emparentado con ambos animales y que representa, como he dicho, un paso intermedio.

Pero, en el presente, la situación parece ponerse un poco del lado de Lamarck porque hay una rama de la biología que ha empezado a darle la razón: la epigenética. Precisamente, esta disciplina estudia la adquisición de modificaciones en el genoma que luego son transmitidas a las siguientes generaciones. Aunque su alcance parece estar limitado a unas pocas generaciones (algunos estudios con ratones han llegado hasta los tataranietos), es un punto a favor de Lamarck.

Fotografía de una jirafa en Sudáfrica. Su largo cuello ha estado siempre relacionado con la propuesta evolutiva de Lamarck. Fotografía de Christopher Lucas. https://www.flickr.com/photos/chrislucasproadventure/11739621586/

Fotografía de una jirafa en Sudáfrica. Su largo cuello ha estado siempre relacionado con la propuesta evolutiva de Lamarck. Fotografía de Christopher Lucas.

Estas modificaciones vienen dadas por los marcadores epigenéticos, que se adhieren al ADN o a las histonas (proteínas que empaquetan el material genético). Durante el desarrollo embrionario hay dos momentos en que estos marcadores son eliminados (y hasta hace un tiempo se pensaba que se eliminaban todos). Pero recientemente se ha visto que algunos se mantienen y son heredados por los descendientes, de manera que la modificación se perpetúa.

Actualmente el estudio de la epigenética se centra en la medicina, ya que ciertas modificaciones parecen estar relacionadas con problemas de esterilidad, de metabolismo, enfermedades cardíacas, etc. Se han encontrado diversas sustancias, tales como combustible de aviones o productos agrícolas, que parece que son capaces de causar algunas modificaciones en los marcadores.

Teniendo en cuenta eso, la cuestión de fondo sería: si las modificaciones son capaces de llegar a descendientes más allá de la 4ª generación (más allá de los tataranietos), ¿se podría hablar de un nuevo mecanismo por el que actúa la evolución? Porque los cambios epigenéticos son mucho más frecuentes que, por ejemplo, las mutaciones aleatorias. En este sentido, existe una disputa dentro del campo de la evolución con un grupo a favor de cambiar el actual paradigma evolutivo para dar cabida a nuevos mecanismos evolutivos y otro grupo a favor de mantenerlo tal y como está.

Representación de unas histonas, en el centro y de diferentes colores, con el ADN enrollado a su alrededor, empaquetándolo. Imagen de Zephyris at the English language Wikipedia, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=5975935.

Representación de unas histonas, en el centro y de diferentes colores, con el ADN enrollado a su alrededor, empaquetándolo. Imagen de Zephyris at the English language Wikipedia, CC BY-SA 3.0.

El grupo a favor de cambiar el paradigma argumenta que la evolución no está restringida a mecanismos de tipo selectivo (es decir, por la selección natural) y genético, sino que hay que tener en cuenta la plasticidad fenotípica, que ofrece variaciones en los genes que pueden ser estabilizadas y transmitidas a los descendientes, y a las limitaciones de desarrollo, que impiden la existencia de un número indefinido de modificaciones, limitando las posibilidades en el desarrollo de los organismos.

A esto habría que sumarle la construcción de nichos como mecanismo de aparición de especies, en las que un organismo modifica su entorno y el entorno modificado, a su vez, afecta a los descendientes del primer organismo, retroalimentándose. De este modo, habría un mecanismo cultural en la evolución, pues el efecto modificador de generaciones anteriores actuaría sobre las posteriores.

En el lado opuesto están los que creen que la actual síntesis evolutiva moderna sigue siendo la base y que simplemente se podrían entender los nuevos avances como variaciones en el funcionamiento tradicional de la evolución, sin dejar de lado la selección natural, las mutaciones, la deriva genética y el flujo genético.

Desafortunadamente, esta disputa alimenta a los creacionistas, antidarwinistas, diseñadores inteligentes y demás grupos antievolucionistas. Pero porque creen que esta confrontación invalida la teoría de la evolución de Darwin. Este es un argumento que los que no entienden el funcionamiento de la ciencia suelen usar, pues desconocen que la ciencia debe ser autocrítica, cuestionada y reformulada para poder avanzar.

Mediante los guisantes, el monje Gregor Mendel fue capaz de entender los principios básicos que rigen la herencia de los caracteres. Sus experimentos con guisantes amarillos o verdes y lisos o rugosos han convertido a esta parte de la planta Pisum sativum en un símbolo como lo es la jirafa. Fotografía de Bruna Camargo. https://www.flickr.com/photos/bru_camargo/2897609808/

Mediante los guisantes, el monje Gregor Mendel fue capaz de entender los principios básicos que rigen la herencia de los caracteres. Sus experimentos con guisantes amarillos o verdes y lisos o rugosos han convertido a esta parte de la planta Pisum sativum en un símbolo como lo es la jirafa. Fotografía de Bruna Camargo.

De hecho, la actual síntesis moderna de la evolución es distinta a la teoría de la evolución que propuso Charles Darwin, pues él solo tenía en cuenta la selección natural como mecanismo para dar lugar a nuevas especies. Pero el conocimiento posterior de la teoría genética, a raíz del trabajo de Gregor Mendel, la teoría de las mutaciones y el desarrollo de la genética de poblaciones hizo que tuviera que ampliarse para abarcar nuevos mecanismos y formular la teoría que conocemos actualmente durante la primera mitad del siglo XX.

Es más, la actual disputa podría llevar a una modificación en la teoría de la evolución, añadiendo la plasticidad fenotípica, la evolución cultural, las limitaciones en el desarrollo y otros nuevos hallazgos que permitan afinar y profundizar la manera en que funciona la evolución. Sino, al menos, debería hacer replantear lo que sabemos y hacernos preguntas para conocer mejor su funcionamiento, por ejemplo, definiendo a qué nivel actúa la evolución: de gen, de individuo, de grupo…

Sea el resultado que sea, lo más destacado es que en un campo donde supuestamente las bases son sólidas y su conocimiento ha impregnado todas las capas de la sociedad, en mayor o menor conocimiento, siga habiendo discusiones e investigaciones que mantengan las preguntas en el aire y hagan revisar la visión que se tiene sobre la evolución. Porque así es como funciona la ciencia y como tiene que funcionar siempre.

DH

Para más información:

  • Skinner, M.K. 2014. “Un nuevo tipo de herencia”. IyC 457: 25-31.
  • Pievani, T. 2016. “Repensar a Darwin”. IyC 472: 44-47.

PD: hacía días que no lo decía, pero no dudéis en comentar si os ha gustado, si no lo ha hecho, si tenéis dudas, si me he equivocado… Si os apetece, vaya. De antemano os lo agradezco 😉

Anuncios

TALK to me

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

misedades.wordpress.com/

IMAGEN CORPORATIVA | COMUNICACIÓN

VueltaenterA

Neogeografía, apps y medio ambiente

Los Mundos de Brana

«I love physics with all my heart... It is a kind of personal love, as one has for a person to whom one is grateful for many things». Lise Meitner

AveNaturia

Un blog para conocer y disfrutar la naturaleza

Gaia's Mind

~ Inspired by nature • Historias en la naturaleza ~

Esquilant la Dolly

Esquilant la Dolly

Andanzas de un Trotalomas

Andanzas, aventuras y desventuras de un naturalista apasionado

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

UNA INVESTIGADORA EN APUROS

En constante estado metaestable desde la década de los 70

A %d blogueros les gusta esto: