Zoo crísper

Un par de meses atrás leí un artículo sobre todos los posibles usos que se estaban llevando a cabo o se querían hacer con animales mediante la técnica de CRISPR: pollos con huevos con medicamentos, ganado resistente a enfermedades, mascotas mejoradas, animales resucitados… Me llevó a querer hacer un relato sobre una sociedad en la que el Zoo CRISPR (españolizado como crísper) fuera una realidad. Dos meses más tarde, este es el resultado. Espero que os guste.


Hace años que los zoos y acuarios dejaron de existir tal y como los conocían hace años. Ya no son un centro de exposición de animales exóticos ni un modo de dar a conocer especies amenazadas y llevar a cabo proyectos de conservación ex situ.

Las cosas cambiaron mucho en el siglo XXI por distintos motivos que hicieron repensar el concepto de zoo y acuario. La fuerza animalista y ecologista, por motivos puramente emocionales (profesando su irracional fe), consiguieron ejercer una presión suficiente para plantear el cierre de estas entidades.

Por suerte, los entes científicos y conservacionistas con sentido idearon una manera de mantener los proyectos de conservación que quedarían interrumpidos: aprovechando el desarrollo tecnológico de ese siglo, crearon instalaciones virtuales donde se mostraban imágenes en directo de las especies que se estaban conservando.

Mediante cámaras trampa, drones y localizadores gps se podía saber exactamente dónde estaba cada individuo, cuál era su estado de salud, etc. Así, se construyeron museos con pantallas donde se observaban imágenes de animales que se complementaban con realidad aumentada y realidad virtual: se podía saber toda la información que se quisiera sobre la especie en cuestión y hasta sumergirte en lo que estaba haciendo en ese momento un individuo concreto.


Vídeos como este de una guatusa permiten ver a los animales en directo mediante las cámaras trampa. Vídeo hecho por mí (bueno por mi cámara de fototrampeo, que la dejé por la noche en el río y grabó mientras yo dormía).


Por otro lado, el hecho de exponer animales raros pasó de moda cuando se popularizó y frivolizó la técnica crísper. A principios del siglo XXI fue una de las mayores revoluciones científicas, ya que permitía la modificación genética de los organismos de manera fácil, barata y sin necesidad de introducir material genético de otros organismos, aunque también se usó para los transgénicos.

Esta popularización y frivolización hizo llegar a cualquier persona esta técnica, ya fuera porque la podían llevar a cabo en casa o porque era tan barata que todo el mundo la podía pagar. ¿Y para qué quiso un lampista o una abogada el acceso a CRISPR? Pues para conseguir una mascota única para su hija o hijo, o para evitar su alergia a algún alimento.

Obviamente dejamos de lado el uso para medicina, que tantos avances supuso, aunque con algún tropiezo, como el del mosquito que transmitía la malaria: su casi extinción provocó un grave problema ecológico que hizo descartar el uso de mosquitos modificados para que no se reprodujeran y combatir la malaria con otros métodos.

De este modo, como cada ciudadano podía tener el animal que quisiera (o casi), ver animales extraños en los zoos y acuarios pasó de moda, así como tener mascotas exóticas. ¿Para qué tener una tortuga de Florida cuando podías tener un conejo fluorescente del tamaño de un ratón? ¿O para qué tener una boa constrictor albina cuando podías tener un caniche en el que se podía montar una persona?

Hasta en la alimentación hubo modas: las vacas de carne azul, los pollos con huevos arcoíris o las trufas que crecían en la superficie y se podían cultivar fácilmente. Todo era posible y barato con crísper.

En el Zoo crísper se han conseguid muchas cosas raras, pero un cerdo volador aún no. Imagen de Pimkie. https://www.flickr.com/photos/pimkie_fotos/3302599027/in/photolist-62QFDa-62UWz3-62SL2t-62QFCx-hMAJ1m-4UJKXL-HevKz-62QFBD-DWtC6-5TobKm

En el Zoo crísper se han conseguido muchas cosas raras, pero un cerdo volador aún no. Imagen de Pimkie.

Por ese motivo actualmente no existen ni zoos ni acuarios. Pero aún hay más: ahora vas por el monte y puedes ver mamuts, tigres dientes de sable y hasta pájaros del terror. Pero como colmo de la frivolización, hay gente que va a trabajar montado en un Gallimimus. Casi se podría decir que la serie del siglo XX “los Picapiedra” se hubiera convertido en realidad.

Ahora, más que nunca, la naturaleza está a nuestro servicio, para bien y para mal. Hemos salvado un montón de especies de la extinción y hemos creado otras para mantener sus funciones ecosistémicas, pero también se han creado ADM (animales de destrucción masiva): palomas que cagan explosivos o llamas que escupen saliva con agentes biológicos.

La verdad es que nuestro nuevo rol de dioses se nos ha ido mucho de las manos. Casi podríamos decir que controlamos la evolución, pero eso no sería cierto porque estamos a punto de extinguirnos, y no precisamente por un cambio climático que hemos sabido manejar al fin.

Nuestra frivolidad, nuestro consumismo, nuestras ansias de más, exacerbadas por un capitalismo más salvaje que el del siglo XXI junto a una sobrepoblación y un positivismo enfermizo, nos ha cegado, impidiéndonos ver todos los problemas sociales que, al fin y al cabo, nos han llevado a esta situación.

Quizá es el precio que nos ha tocado pagar por nuestras acciones. Nietzche dijo que dios había muerto, pero no sabía que dios éramos nosotros. También cabría la posibilidad que, como una especie más de este planeta, simplemente hubiera llegado nuestro momento, siguiendo los pasos ciegos y azarosos de Gaia, de este planeta Tierra vivo que selecciona, evoluciona y extingue especies enteras.

Después de todo, yo ya no sé qué pensar: una especie más, dioses, solo humanos… El resultado da igual, la cuestión es querer darle un sentido u otro a nuestra existencia. Y en este momento, nuestra existencia da igual. Solo queda pensar qué vamos a dejar cuándo nos vayamos y no estemos.

DH

Anuncios

TALK to me

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

misedades.wordpress.com/

IMAGEN CORPORATIVA | COMUNICACIÓN

VueltaenterA

Neogeografía, apps y medio ambiente

Los Mundos de Brana

«I love physics with all my heart... It is a kind of personal love, as one has for a person to whom one is grateful for many things». Lise Meitner

AveNaturia

Un blog para conocer y disfrutar la naturaleza

Gaia's Mind

~ Inspired by nature • Historias en la naturaleza ~

Esquilant la Dolly

Esquilant la Dolly

Andanzas de un Trotalomas

Andanzas, aventuras y desventuras de un naturalista apasionado

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

UNA INVESTIGADORA EN APUROS

En constante estado metaestable desde la década de los 70

A %d blogueros les gusta esto: