Islas: laboratorios naturales del planeta

Reconozco que tengo una tremenda debilidad por las islas. No es que haya visitado muchas, sino por el hecho de cómo se desarrolla la vida allí, en sentido amplio. La biodiversidad de estos accidentes geológicos suele ser única, frágil e incomparable, mientras que los habitantes suelen desarrollar peculiaridades culturales (si no los actuales, al menos los primeros colonos).

Pero no es solo eso, sino que su limitado espacio provoca una sensación de finitud muy destacable. Es decir, que sientes que solo tienes un rango concreto para moverte, que tienes una consciencia de límite más aguda que en otros lugares (léase un océano o un continente). Si se anda por una isla, al final habrá un margen que no se podrá cruzar (a no ser que seas buen volador o nadador, claro).

Estas limitaciones convierten a las islas en laboratorios naturales de primera magnitud. ¿Cuántas hipótesis se han visto confirmadas gracias a las islas? ¿Qué sería de la teoría de la evolución sin las Islas Galápagos? ¿Y de la biogeografía insular?

Panorámica del volcán Pico Viejo desde el Teide en la isla de Tenerife.

Panorámica del volcán Pico Viejo desde el Teide, en la isla de Tenerife. Fotografía mía.

Recientemente he estado en la isla de Tenerife, mi primer viaje a las Islas Canarias, y la verdad es que la isla me maravilló. No es solo que sea bonita, sino que sus animales endémicos, su cultura, su gente… todo es diferente e incomparable. Es otro mundo, como cada isla que existe.

Y es que es cierto, se podría coger cada isla como un mundo, como un objeto de estudio. Cada una con sus peculiaridades, pero con semejanzas: espacio concreto, límites marcados que difícilmente se pueden traspasar, aislamiento, singularidad, relaciones entre especies, relación clima-geología-biodiversidad. ¿Y qué se podría estudiar allí? Pues el futuro del planeta. No lo digo en broma.

Pensad que ahora, cuando vaticinamos los efectos del cambio climático, del exceso de consumo, del exceso de residuos, de la pérdida de biodiversidad, aunque haya datos empíricos a gran escala, principalmente nos basamos en predicciones. Eso es debido a que cogemos el planeta entero como objeto de estudio. Obviamente el planeta tiene un espacio concreto (no reducido en este caso, pero sí que podemos definir unos bordes), unos límites que cuesta traspasar, aislamiento (el planeta está aislado de los demás), singularidad, relaciones entre especies y relación clima-geología-biodiversidad. Vaya, las mismas características que las islas, pero mucho mayor.

lagarto tizón, tenerife

Imagen del lagarto tizón macho, un endemismo de Tenerife y La Palma. Fotografía de Isabel Puig.

Ergo, si reducimos la escala, podríamos llegar a ver de manera más fácil y concreta el efecto de los fenómenos que he comentado. Seguro que la gente se haría una idea más definida de estos fenómenos si los delimita en un espacio pequeño, comparado con pensar en el planeta en su conjunto, porque hay gente que no puede captar tales tamaños (ya no digo pensar en el universo).

Claro que ya se están usando las islas como laboratorios naturales en evolución, ecología, cambio climático, antropología… Pero también se puede usar como laboratorio para la sociedad occidental, para probar nuevas tecnologías o para comprobar como Malthus tenía toda la razón del mundo.

Es cierto que la tecnología ha permitido alargar la capacidad de recursos que los humanos pueden obtener, pero llegará un momento que no podrá hacerlo más y ocurrirá la catástrofe malthusiana: al no tener recursos, los humanos desaparecerán. Aunque Malthus se refería a la comida, ahora podría hablarse de agua y energía como otros recursos indispensables.

Pongamos el caso de El Hierro, que ha conseguido ser 100% autosuficiente energéticamente. Esto es un ejemplo clarísimo de isla laboratorio por lo que respecta a nuevas tecnologías. Ahora la isla ya no tiene a la energía como un factor tan limitante. Pero, ¿y el agua y la comida? Si no existiera la capacidad de volar con aviones y mover mercancías y productos, serían también una limitación. Obviamente eso rompe lo de los límites que no se pueden traspasar.

Acantilado de los Gigantes, Tenerife

Fotografía del Acantilado de los Gigantes, en el noroeste de Tenerife. Fotografía de Isabel Puig

Supongamos un último recurso indispensable no comentado antes: el territorio. Cuando la población haya crecido tanto como para que no se pueda construir nada más, ¿qué pasará? ¿Qué ocurrirá con todas las personas que vayan naciendo y se acumulen? No habrá más espacio. Es lo mismo que le podría ocurrir a la Tierra en su conjunto, pero es más fácil de entender con una isla.

Los más optimistas (y los que no quieran reconocer el problema) dirán que con la tecnología se podrá crear más tierra, para tener más espacio, ganándoselo al mar. Otros dirán que con la tecnología se pueden cruzar las barreras e ir a otro lugar. Unos terceros podrán optar por decir que el espacio es tridimensional y que si la superficie está saturada, se puede construir a lo alto. Pero llegará un momento que no se podrá hacer más, porque el espacio, en la Tierra, es finito. Incluso si se llegan a conquistar otros planetas: los espacios habitables son finitos.

El crecimiento, el territorio y los recursos tienen unos límites (estos últimos en su mayor parte), así que no podemos considerarlos infinitos. Por eso las islas son tan interesantes, porque lo que pasa ahí es mucho más fácil de comprender y luego se puede extrapolar a toda la Tierra: son los laboratorios naturales del planeta. Hay tantas, que se pueden dar un montón de condicionantes distintos y ver cómo evolucionan. Por eso no deberíamos dudar en mirar con lupa qué sucede en ellas, puesto que puede indicar qué nos ocurrirá a nivel global dentro de un tiempo y poder corregirlo. Si es que aún estamos a tiempo.

DH

Anuncios

TALK to me

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

misedades.wordpress.com/

IMAGEN CORPORATIVA | COMUNICACIÓN

VueltaenterA

Neogeografía, apps y medio ambiente

Los Mundos de Brana

«I love physics with all my heart... It is a kind of personal love, as one has for a person to whom one is grateful for many things». Lise Meitner

AveNaturia

Un blog para conocer y disfrutar la naturaleza

Gaia's Mind

~ Inspired by nature • Historias en la naturaleza ~

Esquilant la Dolly

Esquilant la Dolly

Andanzas de un Trotalomas

Andanzas, aventuras y desventuras de un naturalista apasionado

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

UNA INVESTIGADORA EN APUROS

En constante estado metaestable desde la década de los 70

A %d blogueros les gusta esto: