Conservación de la biodiversidad después de la crisis

Las épocas de crisis suelen ser momentos difíciles para muchos. Seguro que todo el mundo conoce gente que se ha quedado sin trabajo, incluso familias enteras. También es conocido el efecto de los recortes en ciertas partidas públicas que se han destinado a otras partidas más importantes. Dejando de lado si de donde se saca dinero y donde se pone es una mejor o peor estrategia, los gestores de los presupuestos públicos han tenido que priorizar.

Obviamente la conservación de la naturaleza se cuenta entre las partidas que más han perdido durante la reciente crisis. Tiene lógica para la gran mayoría de gente pensar que en momentos de escasez, las personas pasan por encima de los animales y plantas. Así, muchos proyectos han visto recortados hasta 0 su financiación, poniendo en peligro crítico todo el trabajo que han estado llevando a cabo.

Por mucho que nos duela a los que estamos implicados en esta causa, no hay más remedio que seguir como se pueda e intentar sacar financiación de donde sea. Pero un momento así también sirve para parar, reflexionar y replantearse la situación. Para pensar si se está enfocando bien la situación de la especie en cuestión, si se obtienen resultados y si, sin nuestra ayuda, podría aguantar, ya sea hasta que vuelva a haber financiación o de manera indefinida.

reflexionar

Imagen de Brett Jordan.

Conozco casos en los que esto es más que necesario. No voy a poner nombres, pero hay que saber si ciertas especies merecen tantos esfuerzos. Debemos tener claro que la crisis económica puede tener su análogo en la crisis de extinción que estamos sufriendo, así que quizá, igual que los gestores de presupuestos han tenido que hacer, los gestores de conservación deberían priorizar algunas especies.

Pondré un ejemplo que, como no lo conozco de primera mano, no puedo salir escaldado directamente: el turón patinegro (Mustela nigripes). En 1987, solo quedaban 18 ejemplares, y afortunadamente ahora hay unos cientos. El problema es que esto significa un cuello de botella que ha disminuido la diversidad genética, siendo más grave aún porque solo se reprodujeron 7 de los 18 últimos ejemplares (Biello, D. 2016. “Resurrección genética”. IyC 479: 4-5).

Se ha visto, en ejemplares muertos que hay en museos, que estos tienen una mayor variabilidad. Así, se ha propuesto añadir esta variabilidad a los ejemplares vivos, ya sea mediante clonación o mediante la técnica CRISPR.

A favor tiene que el turón patinegro se reproduce rápidamente y que los experimentos previos se podrían hacer con parientes cercanos. En contra hay más puntos: la financiación, los escollos legales al trabajar con una especie amenazada, las dificultades técnicas, sobre todo de la clonación, y los aspectos éticos.

Si tiene éxito, el rescate genético (nombre que le han puesto al proceso de aumentar de esta manera la variabilidad genética) sentaría un precedente a la hora de salvar especies al borde de la extinción y se podría aplicar en otros casos. Incluso daría alas a los que quieren resucitar especies muertas.

conservación

¿El turón patinegro merece un esfuerzo deconservación como sería el rescate genético? Imagen de Ryan Hagerty para el USFWS (United States Fish and Wildlife Service) Endangered Species.

Pero si no lo tiene, lo único que se habrá conseguido es aumentar el conocimiento que se tiene sobre la manipulación genética. A costa de la desaparición de una especie y el “derroche” de recursos económicos (entre otros recursos).

He puesto derroche entre comillas porque gastar dinero en la conservación jamás se debe considerar derrochar el dinero, igual que en el caso de la inversión pública en sanidad, educación e I+D. Pero me refiero a que quizá se podría haber usado ese dinero en una especie con mayores probabilidades de sobrevivir.

Llegados a este punto, quiero hacer una reflexión sobre si es necesario priorizar unas especies u otras. Esto ya lo comenté en el último número de la revista online Journal of Feelsynapsis, embrión de lo que ahora es Principia. Pero creo que es necesario ir pensando en esto, porque no tenemos recursos infinitos. Nada los tiene (aunque muchos creen que sí) y aún menos la conservación de la biodiversidad.

Como he dicho más arriba, conozco casos en que quizá el dinero estaría mejor invertido en otras especies. Especies que, por distintos motivos, tendrían más probabilidades de éxito. Así estaríamos salvando más especies, en vez de estar reanimando otras tantas a las que quizá ya ha llegado a su hora.

conservación

¿No sería mejor dejar extinguirse “dignamente” al rinoceronte blanco del norte, en vez de intentar hacer algo con los tres ejemplares que quedan? Fotografía de Heather Paul.

Ojalá pudiéramos salvar todas las especies posibles, pero no podemos. Por mucho que apoye y me pueda implicar en todos los proyectos existentes de conservación, no dejo de pensar que en algunos casos se está reanimando a un muerto. Vendría a ser como la persona que no puede vivir desconectada de una máquina, incapaz de despertarse ni de hacer nada, con lo cual solo se alarga su momento.

En la historia de la Tierra han desaparecido muchas especies, pero también han aparecido muchas más. Es obvio que muchas de las extinciones que ocurren actualmente (por no decir todas) se deben a nuestras acciones y que mucha gente intenta conservar por la culpa que le causa esto. Pero no somos dioses y no debemos afrontar asuntos tan graves solo con emociones. Debemos ser fríos y calculadores y partir del razonamiento y la lógica para invertir bien nuestros esfuerzos.

No quiero terminar este artículo, esta reflexión, con un sentimiento negativo. Con la sensación de que no podemos hacer más. No, quiero dar un contrapunto positivo, más alegre de lo que puede desprenderse de todo lo que he estado escribiendo. Tal y como prometí hacer hace unas semanas.

Y lo quiero hacer mediante un ejercicio mental, mediante una hipótesis de futuro. Si ahora nos centramos en las especies con más probabilidades de éxito, desde las entidades que aportan el dinero se verá que está bien invertido y verá resultados positivos. De esta manera, verán con mejores ojos apoyar otros proyectos de conservación.

conservación

La nutria se ha conseguido recuperar en Catalunya. ¿Por qué no se usa más como bandera de la conservación exitosa? Fotografía de Isabel Puig.

Si los comunicadores, divulgadores y redactores científicos hacemos bien nuestra faena, conseguiremos hacer llegar esos éxitos a la sociedad, para que vean que su dinero no se malgasta en salvar cualquier arbolito o bichito que unos expertos de bata blanca consideren oportuno, sino que verán que su dinero es útil, que sirve para mejorar su entorno. Un entorno que luego podrán aprovechar para ver esas especies. Y, cuando vean esas especies, podrán decir: “Yo ayudé a salvarlas”.

Eso hará que apoyen de manera más directa la conservación y presionen a los gestores públicos para que inviertan más dinero. Así, habrá más dinero y se podrá empezar a invertir en especies con menos éxito, al tiempo que las primeras dejarán de necesitar nuestra ayuda.

Sé que suena a utopía, pero estoy convencido de que esta estrategia podría funcionar. Obviamente es a largo plazo y que algunas especies se quedarán en el camino. Pero creo que es mejor un mundo con menos especies en buen estado, que muchas moribundas. Al fin y al cabo, nuevas especies aparecerán para ocupar el lugar de las que han desaparecido.

Y una estrategia así incentivará a los jóvenes a implicarse en la conservación, de manera que siempre existirá gente dispuesta a ensuciarse las manos para proteger la biodiversidad y el medio ambiente.

Yo quiero un mundo así. ¿Quién no?

DH

Anuncios

One Comment on “Conservación de la biodiversidad después de la crisis

  1. Pingback: Priorizar o no priorizar, esta es la cuestión | Divulgador Herbívoro

TALK to me

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

misedades.wordpress.com/

IMAGEN CORPORATIVA | COMUNICACIÓN

VueltaenterA

Neogeografía, apps y medio ambiente

Los Mundos de Brana

«I love physics with all my heart... It is a kind of personal love, as one has for a person to whom one is grateful for many things». Lise Meitner

AveNaturia

Un blog para conocer y disfrutar la naturaleza

Gaia's Mind

~ Inspired by nature • Historias en la naturaleza ~

Esquilant la Dolly

Esquilant la Dolly

Andanzas de un Trotalomas

Andanzas, aventuras y desventuras de un naturalista apasionado

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

UNA INVESTIGADORA EN APUROS

En constante estado metaestable desde la década de los 70

A %d blogueros les gusta esto: