La adaptación de la vida al ambiente

Seguro que todo el mundo se ha planteado alguna vez qué es la vida o cuál es su significado y no ha hallado una respuesta clara a ninguna de las dos cuestiones. Dejando de lado si se formulan con sentido espiritual, religioso, filosófico, existencial o puramente científico, cualquier definición que se haga, se queda corta, es incompleta.

En biología, se define a un ser vivo como aquel organismo que nace, crece, se reproduce y muere. Esta definición no es completa, porque tan solo da cuenta del organismo que está vivo, pero no de la vida en conjunto, de todos los seres vivos. Además, añadiendo una nueva cuestión: ¿dónde se pone el límite de lo que es un ser vivo? ¿Un virus está vivo o no?

vida virus ser vivo

¿Es un virus, como este del VIH, un organismo vivo? Fotografía del CSIC en la página de Kanijoman.

Dejando de lado las cuestiones filosóficas que cuestionan el sentido y el significado de todo, hay un fenómeno que pocas veces se tiene en cuenta a la hora de definir la vida y que considero que es uno de sus puntos más importantes: la adaptación. La vida se adapta y gracias a eso, evoluciona.

No quiero decir que lo haga conscientemente, ni que sea la función de la vida. De esto se podría derivar que la vida y la evolución han llevado a la existencia del ser humano como ser perfecto y supremo. Y eso no es cierto. Tan solo somos un producto más del azar que rige la adaptación y evolución de la vida. Y ya está.

Pero aunque sea azaroso, la adaptación no deja de ser un proceso inherente e indisociable a la vida. Si ha conseguido prosperar a lo largo de unos miles de millones de años sin desaparecer, es gracias a ese precioso azar que ha favorecido su modificación genética y su adaptación al medio concreto de cada momento.

Claro que hay seres que se han extinguido y se podrían considerar fracasos vitales, callejones sin salida, pero siempre han aparecido especies nuevas, nuevos caminos por los que experimentar. Y seguirán extinguiéndose y apareciendo incluso cuando no estemos los humanos.

moloch adaptación

El moloch (Moloch horridus) es el reptil capaz de captar agua a través de la piel y dirigirla a la boca por capilaridad. Imagen de Jurgen Otto.

Y si no creéis en esto, ¿cómo explicáis que un ser que vive en el desierto, sin masas de agua de las que beber, pueda sobrevivir capturando el agua con su cuerpo y dirigiéndola a su boca? Es decir, capturando con la barriga apoyada en el suelo la humedad que deja el rocío en los granos de arena del desierto y, gracias la capilaridad, trasladar esa agua a través de unos canales hacia la boca, incluso contra la gravedad. ¿No es eso un prodigio de la adaptabilidad de la vida? ¿Dar lugar a tal organismo capaz de un sistema tan sofisticado para captar el líquido más preciado que existe?

Vale, he puesto un ejemplo muy espectacular para lucir mi hipótesis, lo reconozco. En este punto, algunos pensaréis que quizá tiene sentido lo que digo, pero que no podemos ver esta adaptabilidad de la que hace gala la vida. Craso error. Veamos dos ejemplos concretos.

Primer ejemplo: las larvas de ciertos anfibios, como la ranita de San Antonio (Hyla arborea), la ranita meridional (Hyla meridionalis) y el sapillo pintojo ibérico (Discoglossus galganoi), modifican su alimentación en respuesta al aumento de temperatura, volviéndose herbívoros o, al menos, más herbívoros de lo que eran antes. Cosa que parece indicar hacia dónde se dirigirá la alimentación de estas especies a medida que el clima sea más cálido debido al cambio climático.

Segundo ejemplo: los cocodrilos enanos, en una zona concreta de Gabón, han empezado a vivir en cuevas. Obviamente no son todos los ejemplares, pero los que han cambiado su hábitat, también han modificado su dieta y hasta su color (probablemente por la composición química del agua de las cuevas). Además, se ha visto que los ejemplares jóvenes de las cuevas están mejor alimentados y en mejor forma física.

adaptación cocodrilo enano

El cocodrilo enano (Osteolaemus tetraspis) que vive en cuevas es más anaranjado que el que no, cuyo color es el del ejemplar de la foto. Fotografía de Ryan Poplin.

Estos son claros ejemplos de adaptaciones a cambios en el ambiente. Otra cosa es que de este punto a ser objeto de la evolución, queda un largo trecho. Pero toda especie empezó su particular modificación en algún momento. Y de ejemplos de este tipo hay muchos.

El planeta es un lugar cambiante, ya sea por iniciativa propia (dinámica geológica), por presiones extraplanetarias (espacial) o por presiones intraplanetarias (originadas en especies capaces de modificar su entorno). Por este motivo, la vida debe cambiar, ajustando sus parámetros a las condiciones que hay en el momento, es decir, adaptándose y evolucionando.

Así, no se puede entender la vida sin su entorno, sin su ambiente. Si este entorno cambia azarosamente, es estúpido pensar que la vida tiene un propósito, un camino que recorrer y que lleva hasta un final, ¿no creéis? Sea como sea, la vida siempre da ejemplos para sorprendernos, caminos por los que no se nos pasaría por la cabeza pensar que son transitables. Por este motivo la vida no se puede definir con nuestro lenguaje, porque no somos capaces de entender toda su magnitud… aún.

DH

Anuncios

TALK to me

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

misedades.wordpress.com/

IMAGEN CORPORATIVA | COMUNICACIÓN

VueltaenterA

Neogeografía, apps y medio ambiente

Los Mundos de Brana

«I love physics with all my heart... It is a kind of personal love, as one has for a person to whom one is grateful for many things». Lise Meitner

AveNaturia

Un blog para conocer y disfrutar la naturaleza

Gaia's Mind

~ Inspired by nature • Historias en la naturaleza ~

Esquilant la Dolly

Esquilant la Dolly

Andanzas de un Trotalomas

Andanzas, aventuras y desventuras de un naturalista apasionado

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

UNA INVESTIGADORA EN APUROS

En constante estado metaestable desde la década de los 70

A %d blogueros les gusta esto: