El pueblo de Liolepia

En el relato anterior os conté por encima la historia de mi pueblo. Una historia desconocida hasta hace unos años, tal y como os comenté, puesto que necesitamos pruebas genéticas para conocer nuestra historia. Y aun así, se cree que no está todo descubierto, la verdad.

Como ejemplo, pondré mi propio pueblo, Liolepia, puesto que es el que conozco mejor, aunque hace menos de 10 años que sabemos que somos un pueblo diferente.

podarcis Liolepis distribución lagartija

La zona sombreada muestra, aproximadamente, la localización de mi pueblo.

Si algo nos define, os diría que… que… Bueno, la verdad es que todos en Podarcia somos muy parecidos porque tenemos una gran variabilidad de colores y patrones que hacen difícil nuestra distinción. Quizá nosotros podemos distinguirnos porque tenemos las rayas en los lados algo más marcadas, pero eso varía entre los individuos, así que no sé si es muy fiable.

Lo que sí nos diferencia es la situación geográfica y Liolepia se extiende desde la costa noreste de Podarcia hacia el oeste, siguiendo la cuenca del río Íber, hasta extendernos en su parte alta hacia las planicies del centro norte de Podarcia. El mapa adjunto da una idea más clara de por dónde se distribuye nuestro pueblo.

La verdad es que nos consideramos los herederos del gran pueblo original de Podarcia, el que estuvo comandado por Hispanicus, puesto que vivimos en la zona donde nuestro primer líder levantó los cimientos de Podarcia.

Esto ocurrió, como ya conté, hace entre 15 y 7 millones de años. Concretamente, hace unos 10 millones de años. En ese momento Podarcia aún tenía a los Mares Someros en el suroeste: mares cambiantes según la subida y la bajada de las montañas.

Aunque físicamente Liolepia como pueblo se separó de los expansionistas hace unos 7 millones de años, nosotros nos diferenciamos antes, hace unos 9 millones de años. Por eso decimos que somos los descendientes directos, puesto que fuimos los primeros en aparecer, junto con algunas regiones como Galera, justo al este de los Mares Someros.

liolepis montrebei podarcis lagartija

Ejemplar verde oscuro y casi liso de mi pueblo. Fotografía mía.

El caso de los miembros de Galera es curioso, porque se siguen considerando parte del pueblo original y veneran a Hispanicus, impidiendo el hecho de tener un nuevo líder, como nosotros tuvimos a Liolepis, quien nos dio nombre.

Sea como sea, nosotros vivimos en el territorio original, por llamarlo de alguna manera, y los hemos aprovechado todo. Somos capaces de vivir en la mayoría de terrenos que ofrece nuestra zona, sobre todo si son pedregosos y con poca vegetación. Incluso podemos vivir en las montañas del norte de Podarcia, aunque no nos gustan mucho y no llegamos tan arriba como el pueblo de Muralia.

Y a diferencia de otros pueblos de Podarcia, no tenemos ningún problema de convivir con los gigantes sabios: seres mucho más grandes que nosotros que han sido capaces de cambiar Podarcia casi a su antojo. Y, aunque pueda ser muy increíble lo que han hecho, nos ha sido fácil conquistar parte de su hábitat sin que se enteren ni nos molesten, excesivamente.

liolepis 2 cerdanya podarcis lagartija

Ejemplar claro y con franjas laterales de mi pueblo. ¿Hay un poco de diferencia con el ejemplar de antes, verdad? Pues eso pasa en toda Podarcia con los diferentes pueblos. Fotografía mía.

Otra cosa son los seres de bigotes largos, que suponemos que son sus armas para evitar nuestra conquista. La verdad es que son armas muy efectivas contra nosotros y cuando vemos aparecer uno, tenemos que huir sin remedio. No se trata de una lucha justa, con lo que tenemos que usar el sigilo, gracias a nuestro pequeño tamaño en comparación, para conquistar el terreno que nos quitaron.

Parece que les tengamos rencor, pero en nuestro caso eso no es cierto, porque no nos han causado grandes problemas. Pero lo que sí queremos es recuperar las zonas que nos han quitado, objetivo al que le ponemos todo el empeño.

Menos cuando hace frío. En ese momento no hay quien nos saque de nuestros hogares. Quizá pensaréis que somos unos comodones, pero cuando dependes del calor del Sol para activarte, es cuestión de vida o muerte. Así que no nos la jugamos.

Poco más se puede decir de mi pueblo, de Liolepia, sin desvelar las historias de los otros pueblos. Solo queda decir que tenemos a un grupo rebelde en unas islitas en el Mar Entre Tierras, tocando la costa en nuestro límite sur, que dicen ser diferentes de los demás miembros de Liolepia. La verdad es que sí lo son y accedemos a algunas de sus peticiones para que no molesten. Por suerte son pocos, pero nunca sabes cuándo pueden llegar a dar por saco.

Próximamente os hablaré de los demás pueblos, que quizá son más interesantes que Liolepia.

DH

Anuncios

Un comentario el “El pueblo de Liolepia

  1. Pingback: El viaje de Vaucheri | Divulgador Herbívoro

TALK to me

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

misedades.wordpress.com/

IMAGEN CORPORATIVA | COMUNICACIÓN

VueltaenterA

Neogeografía, apps y medio ambiente

Los Mundos de Brana

«I love physics with all my heart... It is a kind of personal love, as one has for a person to whom one is grateful for many things». Lise Meitner

AveNaturia

Un blog para conocer y disfrutar la naturaleza

Gaia's Mind

~ Inspired by nature • Historias en la naturaleza ~

Esquilant la Dolly

Esquilant la Dolly

Andanzas de un Trotalomas

Andanzas, aventuras y desventuras de un naturalista apasionado

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

UNA INVESTIGADORA EN APUROS

En constante estado metaestable desde la década de los 70

A %d blogueros les gusta esto: