Un mundo verde

Me imagino un mundo en el que un niño se queda embobado mirando una mariposa. En el que una niña corre detrás de un petirrojo en un parque de ciudad. En el que un adulto respeta el entorno de un parque natural y avisa a una persona de que no se puede dejar basura por ahí. En el fondo, me imagino un mundo en el que la naturaleza es parte integral de la sociedad.

Sé que puede sonar utópico, pero creo que pensar en las utopías es el primer paso para llegar a ellas y que dejen de serlo para convertirse en realidades. Y, para mí, conseguir que la sociedad entienda y abrace su entorno natural, sería la más bonita de todas las utopías.

ciudad verde futuro

Grandes parques, jardines verticales, huertos urbanos… así me imagino yo la ciudad ideal del futuro. Imagen sacada de Uplift.

¿Cómo me imagino que sería ese futuro? Pues me lo imagino con mucho verde en las ciudades y con montones de especies en ellas. Con huertos colectivos, anchos paseos y algún vehículo ocasional (a poder ser eléctrico). Me lo imagino con cultivos sostenibles y con poco impacto ambiental, donde se puede cultivar un poco de todo hasta cierto punto. Las carreteras estarían casi totalmente cubiertas, de manera que solo cortaran hábitats en situaciones muy concretas.

Finalmente, gran parte del territorio sería un solo espacio protegido que agruparía zonas protegidas anteriormente y que estaban separadas entre ellas. En este gran espacio, habría distintos tipos de niveles de protección, con actividades permitidas en función de este nivel y limitando la afectación humana para que no alteraran los sistemas. Así, habría zonas donde se permitiría pasear o ir en bici con una limitación más laxa y en otras no se podría entrar con algunas excepciones muy concretas, como la investigación.

Eso sería muy bonito, aunque dudo que llegue a verlo. Pensar en ello me hace querer trabajar para cambiar el paradigma presente. Comunicación, divulgación, educación… son herramientas necesarias para conseguirlo. Pero no solo relacionadas con la conservación en sí, sino ligadas a nuestro día a día y la cultura.

Por poner un ejemplo: el material que venden las empresas Giraffa (pañuelos) y Jungle Warriors (camisetas y gorras), cuyos beneficios, en parte, se destinan a empresas que trabajan en la conservación de la naturaleza. U otro ejemplo: cualquier tipo de turismo sostenible asociado con la naturaleza. Y un último ejemplo: la canción Monsieur Cousteau del grupo catalán Amics de les Arts.

mononoke naturaleza

La Princesa Mononoke es un anime clásico que defiende el valor de proteger la naturaleza. Una mezcla perfecta de animación y conservación.

Estamos hablando de mezcla de la naturaleza con la ropa, los viajes y la música. ¿Por qué no seguir estos ejemplos? A mí, por ejemplo, me encantaría un videojuego sobre naturaleza (abro la puerta a colaboraciones en esta línea).

Creo que es hora de volver a unir la naturaleza y la sociedad, tal y como hizo Alexander Humboldt en los siglos XVIII y XIX. Es posible que fuera la persona más conocida del mundo en su época y su trabajo tuvo repercusiones en todo el mundo. Quizá es necesario un nuevo Humboldt del siglo XXI para liderar este nuevo cambio, porque creo que es el camino a seguir.

Y se demuestra con la tendencia hacia una sociedad más sostenible, con los cambios de hábitos de las personas y algunas empresas. Poco a poco se impondrá una nueva manera de ver el mundo y ahora es el momento de cambiar la visión. Para conseguir un mundo parecido al que imagino.

DH

Anuncios

TALK to me

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

misedades.wordpress.com/

IMAGEN CORPORATIVA | COMUNICACIÓN

VueltaenterA

Neogeografía, apps y medio ambiente

Los Mundos de Brana

«A través de la emoción uno puede llegar a apasionarse por el conocimiento científico». Clara Janés

Esquilant la Dolly

Esquilant la Dolly

Andanzas de un Trotalomas

Andanzas, aventuras y desventuras de un naturalista apasionado

GalianayCía.

El arte de contar lo que vemos

UNA INVESTIGADORA EN APUROS

En constante estado metaestable desde la década de los 70

Retales de Ciencia

Biología Evolutiva y Biodiversidad

Máster en Primatología

Máster en Primatología

A %d blogueros les gusta esto: