Cuestión de cuernos prehistóricos

Jurassic World: el Reino Caído está a la vuelta de la esquina (estreno el 7 de junio) y eso quiere decir que los dinosaurios volverán a la palestra. Los niños querrán tener los juguetes de las especies que salen en la película y los adultos recordaremos con nostalgia el estreno de Jurassic Park hace 25, con esa gran banda sonora (vale, yo era muy pequeño entonces y no vi el estreno de la película, pero sí que tengo nostalgia de cuando la vi por primera vez).

Dejando de lado el esperado suspense que desprenderá la película, teniendo en cuenta que el director es J.A. Bayona, lo que sí que se echará en falta (o eso creemos muchos) es el rigor científico.

El mundo transmedia de Jurassic World sigue creciendo. 
Esta vez han creado el Grupo de Protección de los Dinosaurios

Solo las dos primeras entregas tuvieron en cuenta el conocimiento científico de la época, puesto que ambas partían de novelas de Michael Crichton. Las demás, pues como espectáculo para recrear dinosaurios estuvieron bien, pero la ciencia se la pasaron por el… De hecho, en Jurassic World se explica por qué los dinosaurios no se muestran tal y como eran.

Pero este menor rigor científico tiene una parte buena: permite a los divulgadores explicar cómo eran los dinosaurios. Así como Star Wars permite enseñar física a partir de sus gazapos, la saga Jurassic Park (incluso la primera, que también tiene alguno) permite enseñar paleontología.

En este sentido, me quiero centrar en uno de los dinosaurios más emblemáticos de toda la saga: el Triceratops. ¿Quién no recuerda esa escena del doctor Alan Grant feliz como un niño sintiendo la respiración de la hembra de esta especie enferma en Jurassic Park?

El Triceratops vivió justo al final del reinado de los dinosaurios (hace 68-66 millones de años, a finales del Creatácico) y es uno de los últimos ceratópsidos, familia a la que pertenece y que apareció hace 90 millones de años.

Pero la historia del linaje de los dinosaurios herbívoro con cuernos empieza antes, hace 160 millones de años, en el Jurásico superior, con la aparición de los ceratopsios en China, donde se encuentran los fósiles más antiguos del grupo.

Pero no solo encontramos los ejemplares más antiguos en China, sino también algunos bastante famosos como Protoceratops (algo más pequeño que Triceratops y sin cuernos) o un pariente suyo,  Graciliceratops (llamado Microceratus en Jurassic World). Precisamente ese es uno de los gazapos de la saga (aunque uno cogido con pinzas, porque no aparece directamente en la peli, pero sí que está en los registros de animales del parque).

Tal y como se ve en los fósiles más antiguos, los ejemplares muestran el pico de loro que tienen Triceratops y Protoceratops, pero son bípedos y aún no poseen las protuberancias óseas de sus parientes más modernos.

Cómo han ido moviéndose los continentes a lo largo de la 
historia de la Tierra. Laramidia aparece en el minuto 1 del vídeo). 

De hecho, a medida que fueron evolucionando con el paso de millones de años, la expansión ósea de la nuca fue creciendo, así como pasaron a ser cuadrúpedos, aumentaron el tamaño y aparecieron los cuernos. Además, migraron hacia América del Norte, donde encontramos a la gran mayoría de ceratópsidos.

Sobre todo los encontramos en el oeste del continente, una zona que a finales del Cretácico se llamaba Laramidia y se encontraba aislada del resto del continente por un mar somero. Se trataba de una gran isla que iba desde Alaska hasta el golfo de México.

Es en esta zona donde ocurrió la gran maravilla de los ceratópsidos: la existencia de mil y una formas de cráneos que adornan, nunca mejor dicho, a esta familia de dinosaurios. Cuernos largos, cortos, encima de los ojos, en la nariz, en las mejillas… Así como expansiones grandes, adornadas con cuernecillos rectos, curvos, abundantes, escasos.

Precisamente de este “exceso” de ornamentación trata uno de los capítulos de “Weird dinosaurs”, de John Pickrell, que pronto comentaré en el blog.

triceratops dinosaurio

Esqueleto de Triceratops. Fotografía de Chris Kim.

La verdad es que se podría considerar a toda esta gran variedad de cuernos, expansiones y crestas, un buen ejemplo de radiación adaptativa. Este proceso se define como la rápida aparición de especies para llenar muchos nichos ecológicos y podría haber sucedido con la llegada de esta familia a América del Norte.

Aun así, habría que ver si se podría considerar radiación adaptativa, puesto que muchas de las especies de ceratópsidos podrían ocupar el mismo nicho. Por este motivo, habría otras dos hipótesis para explicar tal diversidad de formas craneales en los ceratópsidos:

  • que sean cronoespecies (la misma especie que va cambiando a lo largo del tiempo), o
  • que sean la misma especie en diferentes momentos de su desarrollo vital (tal y como comenta Jack Horner en esta Ted Talk).

Quizá esta cuestión la podría resolver uno de los grandes divulgadores de dinosaurios que tenemos en lengua española: Francesc Gascó, más conocido como Pakozoico. Ojalá recoja este guante que le lanzo: ¿por qué hay tantas formas de cráneos en los ceratópsidos? ¿Había en Laramidia tantos hábitats diferentes como para poder contener tantas especies diferentes? ¿O realmente son engañosas todas estas formas y el número de especies era menor?

Sea como sea, la gran variedad de cráneos de los ceratópsidos es una de esas maravillas prehistóricas que artistas como Julius Csotonyi han aprovechado y convertido en algo fabuloso con sus dibujos. Sería genial poder ver estos animales en la realidad… ¿o quizá mejor no?

DH

Anuncios

Un comentario el “Cuestión de cuernos prehistóricos

  1. Pingback: Jurassic World Alive: dinosaurios en el móvil | Divulgador Herbívoro

TALK to me

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

misedades.wordpress.com/

IMAGEN CORPORATIVA | COMUNICACIÓN

VueltaenterA

Neogeografía, apps y medio ambiente

Los Mundos de Brana

«A través de la emoción uno puede llegar a apasionarse por el conocimiento científico». Clara Janés

Esquilant la Dolly

Esquilant la Dolly

Andanzas de un Trotalomas

Andanzas, aventuras y desventuras de un naturalista apasionado

GalianayCía.

El arte de contar lo que vemos

UNA INVESTIGADORA EN APUROS

En constante estado metaestable desde la década de los 70

Retales de Ciencia

Biología Evolutiva y Biodiversidad

Máster en Primatología

Máster en Primatología

A %d blogueros les gusta esto: